Una enmienda del PP trata de corregir el vacío legal
Manuel Teruel, presidente de las Cámaras de Comercio
Manuel Teruel, presidente de las Cámaras de Comercio

Las Cámaras no podrán tener cargos inhabilitados por sentencia judicial

El caso de Carlos Fabra es tan solo la punta del iceberg. El expresidente de la Diputación de Castellón y actual secretario general de la Cámara de Comercio de Castellón está condenado a cuatro años de cárcel por cuatro delitos fiscales. Ello, sin embargo, no le ha impedido mantener su cargo en la Cámara. Esta sociedad de derecho público se ha escudado en su defensa en que los delitos fiscales por los que se condena a Carlos Fabra “son un asunto de su economía particular en una época en la que no trabajaba en la cámara y que no afectaron a la actividad de esta corporación”, según consta en un comunicado oficial.

El Pleno de la institución dice que “mientras la sentencia no sea firme” se acogerá al reglamento de régimen interior de la cámara que estipula que “el secretario general”, cargo que ocupa el imputado, “será permanente e inamovible” y solo podrá ser destituido “por ineptitud o falta grave cometida en el desempeño de sus funciones”. A un argumento similar se han agarrado otras instituciones como la de Pontevedra para solventar casos similares.

El Ejecutivo no está dispuesto a que sigan ocurriendo estos hechos y para ello el Grupo Popular en el Congreso ha introducido una enmienda en la Ley de Cámaras, cuyo plazo de presentación concluyó ayer, que será aprobada gracias a la mayoría del PP en la Cámara. En ella se establece que “no podrán formar parte de los órganos de gobierno, ser nombrados secretario general ni ocupar los puestos directivos señalados en este artículo quienes estén inhabilitados para empleo o cargo público”. Dicho de otra manera, que toda persona que sea inhabilitada por un juzgado para mantener el cargo público que ocupa en la Cámara deberá abandonarlo de forma inmediata. Eso sí, siempre y cuando haya una sentencia firme. Algo que, sin embargo, no ocurrirá por ahora en el caso de Carlos Fabra, ya que sus abogados defensores han dejado claro que recurrirán hasta la última instancia, así que el proceso puede demorarse todavía varios años.

La FP dual será compartida con CEOE

En su primer paso por el Congreso, la Ley de Cámaras creó un fuerte revuelo en CEOE al poner en manos de las Cámaras la puesta en marcha de la FP dual. Se trata de replicar el sistema de formación alemán que combina formación y prácticas para jóvenes de 16 a 20 años durante dos o tres años y que podría enjugar las dramáticas cifras de paro juvenil, que superan el 50% de la población activa. El texto definitivo, a través de una enmienda del Grupo Popular, trata de templar el enfado en CEOE al asegurar que no será exclusivo de las Cámaras. “Se trata de aclarar que esta función público-administrativa de las Cámaras se entiende sin perjuicio de las actuaciones que puedan desarrollar las organizaciones empresariales en este ámbito. Dejar claro que no se desarrollan con exclusividad”, señala la enmienda.

Normas