Archiva la causa contra cuatro hijos de Gonzalo Pascual
El expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán, al inicio del juicio en la Audiencia Nacional por un delito contra la Hacienda Pública tras comprar Aerolíneas Argentinas en 2001.
El expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán, al inicio del juicio en la Audiencia Nacional por un delito contra la Hacienda Pública tras comprar Aerolíneas Argentinas en 2001. EFE

El juez mantiene la imputación del hijo de Díaz Ferrán por Marsans

Gerardo Díaz Santamaría participó en la enajenación de bienes de Marsans

No ha quedado "suficientemente acreditada" la participación de cuatro hijos de Pascual

El juez Eloy Velasco, del juzgado de instrucción número seis de la Audiencia Nacional, ha acordado el archivo provisional de la causa abierta en el caso Marsans contra cuatro hijos de Gonzalo Pascual, fallecido el pasado año. El magistrado mantiene la imputación de un hijo de Gerardo Díaz Ferrán, Gerardo Díaz Santamaría.

En un auto comunicado ayer el juez explica sobre el sobreseimiento de la causa contra los cuatro hijos de Gonzalo Pascual que no ha quedado “suficientemente acreditado la comisión de delito por parte de los mismos, de los indicios y evidencias que constan en las actuaciones”.

A mediados de 2010 Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual acordaron con el empresario valenciano Ángel de Cabo el traspaso de Grupo Marsans. Prácticamente al mismo tiempo el grupo de viajes entró en concurso (hoy está en liquidación). Díaz Ferrán y De Cabo fueron detenidos ahora hace un año por presuntos delitos cometidos en relación con esa operación.

En el auto comunicado ayer el juez explica que de las diligencias practicadas se infiere la participación de los anteriores propietarios de Marsans, así como de Ángel de Cabo y personas de su equipo en supuestos delitos, entre ellos el de organización criminal. El juez señala que ahora procede a dar traslado al ministerio fiscal y a las acusaciones personadas de las diligencias practicadas para que en el plazo de diez días soliciten apertura de juicio oral, el sobreseimiento de la causa o la práctica de diligencias complementarias.

Sobre el mantenimiento de la acusación contra el hijo de Díaz Ferrán, el juez dice en el auto que este “participó activamente en el proceso de enajenación de sociedades, concesiones y bienes que habían pertenecido a Grupo Marsans, en el que siguió desempeñando funciones directivas y cobrando de dicho grupo de empresas tras la toma de control del mismo por parte de De Cabo”. El auto añade que además “constituyó gravámenes sobre bienes de su propiedad a favor de compañías de Ángel de Cabo con la finalidad de frustrar los derechos de los acreedores”.

El acuerdo del traspaso de Marsans a De Cabo incluía el compromiso de este último a abonar mensualmente la cantidad de 100.000 euros a cada uno de los anteriores dueños de Marsans. “Por tales conceptos Gerardo Díaz Ferrán cobró hasta octubre de 2012 la cantidad de 1.016.000 euros y Gonzalo Pascual hasta julio de ese mismo año la cantidad de 986.454,89 euros”, indica el auto.

El juez repasa la “multitud de operaciones tendentes a conseguir la finalidad de vaciar las sociedades en perjuicio de los acreedores”. Entre ellas el magistrado recuerda las ventas de las concesiones para transporte público de viajeros por carretera de Marsans;la venta de Teinver a Posibilitumm (sociedad de De Cabo); la venta por parte de Díaz Ferrán y Pascual y sus cónyuges de sociedades patrimoniales a De Cabo; venta por parte de Díaz Ferrán de dos apartamentos en Nueva York; venta de la finca El Sauceral, en Toledo, de Pascual, a De Cabo;retirada y apoderamiento de efectivo, 10 millones de euros, de la sociedad Trapsatur; desvío y apoderamiento de 33,8 millones de dólares procedentes de la sociedad Astra Worldwide que a su vez había recibido de Airbus. Según el auto del juez, una vez “vaciadas” las sociedades de Diaz Ferrán y Pascual, el equipo de De Cabo traspasó activos de ambos a sociedades en Suiza, Hong Kong, Malta...

Normas