La subida del IPC al 0,2% aleja el riesgo de deflación
Imagen de dos pensionistas.
Imagen de dos pensionistas.

Los pensionistas ganan entre un 0,8% y un 1,8% de poder adquisitivo este año

El Gobierno no revalorizará las pensiones este año con el IPC de noviembre como era habitual, ya que ha decidido cambiar la ley de forma que a partir de 2014 se actualicen como mínimo un 0,25% y como máximo el IPC más previsiblemente un 0,50%. No obstante, si se toma como referencia la inflación de este mes conocida ayer (0,2%), los pensionistas habrían ganado entre un 0,8% y un 1,8% de poder adquisitivo. Esto se produce debido a que las pensiones de menos de 1.000 euros –que son la mayoría– subieron un 2% el pasado 1 de enero y las de más de 1.000 euros se incrementaron un 1%, con lo que este año habrán ganado entre ocho y dieciocho décimas de poder de compra, respectivamente.

No obstante, esta subida se produjo para aliviar la congelación de las pensiones en 2012, cuando el Gobierno no compensó a los pensionistas por la subida de los precios del año pasado. En noviembre del pasado ejercicio, la inflación interanual fue del 2,9% y la subida de las pensiones en enero había sido del 1%, por lo que los pensionistas perdieron entonces un 1,9% de poder adquisitivo.

Para 2014, el Gobierno planea aplicar el nuevo mínimo legal con lo que subirá estas prestaciones del 0,25%, lo que supondrá un aumento en la nómina mensual de las pensiones de entre dos y siete euros, dependiendo del importe de la prestación.

Esta cuenta de lo que ganarán los pensionistas este año pudo realizarse al publicar ayer el INEel dato adelantado de la inflación de noviembre. Así, la subida interanual del 0,2% de los precios de consumo registrada en noviembre descarta el riesgo de deflación planteado el pasado mes cuando el IPC se situó en el -0,1%, el primer descenso interanual en cuatro años.

La inflación interanual de noviembre está afectada, principalmente, por un menor abaratamiento de los carburantes y lubricantes respecto al registrado un año antes, según explicó Estadística.

Si este dato se confirma el próximo 13 de diciembre, supondrá que el IPC interanual mejora tres décimas respecto a octubre y se mantiene con un crecimiento moderado, tras la contención de septiembre y octubre, meses en los que dejó de tener efecto la subida del IVA de un año antes.

El secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, descartó ayer el riesgo de deflación, dado el repunte “moderado” de noviembre, y pronosticó que la inflación se mantendrá en niveles bajos en los próximos meses, lo que tendrá un efecto “positivo” en la competitividad y en las exportaciones.

La analista de Cortal Consors Estefanía Ponte coincidió en que la vuelta a positivo del IPC “aleja el fantasma de la deflación” que se planteaba el mes pasado y estimó que cierre el año en torno al 0,5%.

Por su parte, la analista del Instituto de Estudios Económicos (IEE) Almudena Semur consideró el dato como “un tímido avance de esta tibia recuperación” y lo atribuyó a la mejora del consumo de los hogares y al dinamismo de las exportaciones y el incremento de la capacidad de financiación de las empresas.

En el mismo sentido, la analista de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) María Jesús Fernández argumentó que el dato de noviembre significa la “normalización” de la situación, al dejar atrás la caída de octubre que fue “puntual”, y apuntó que al cierre de año los precios oscilarán entre el 0,2% y el 0,3%. El experto de Analistas Financieros Internacionales (AFI) David Cano descartó la deflación, ya que habrá un repunte de los precios que será “muy gradual” y que seguirá a un ritmo “muy, muy bajo” en los próximos meses, manteniéndose en niveles del 0,5%.

Normas
Entra en El País para participar