Valora de forma positiva el preacuerdo sobre YPF pero busca garantías
Antonio Brufau, presidente de Repsol.
Antonio Brufau, presidente de Repsol.

El consejo de Repsol quiere atar legalmente la oferta de Argentina

Iniciará negociaciones para desarrollar el acuerdo

Contratará un banco de inversión

Ampliará capital hasta 651,24 millones para abonar su dividendo en acciones

El consejo de administración de Repsol celebrado esta tarde y que tantas expectativas había generado, ha analizado y valorado positivamente el principio de acuerdo del Gobierno argentino para compensar a la petrolera española por la expropiación del 51% de YPF, señala Repsol en un comunicado remitido a primera hora de esta noche. El consejo no aprobó, por tanto, un acuerdo que, sobre unas líneas básicas remitidas por Repsol al Gobierno argentino a través del ministro de Industria, José Manuel Soria, le ha sido devuelto “reelaborado” por los argentinos.

 Lo que realmente ha acordado el consejo de Repsol es el inicio de conversaciones entre un equipo de la compañía y otro del Gobierno argentino “para buscar una solución justa, eficaz y pronta a la controversia”. En otras palabras, Repsol persigue garantías a través de un banco u otra institución, que le permita cobrar el importe ofrecido en bonos del Estado argentino. Aunque la nota sigue sin desvelar la cifra, extraoficialmente se confirman los 5.000 millones de dólares que todos dan por hecho.

De cómo se tramite legalmente la emisión para Repsol, que sea nueva o no, o que tenga un interés y un plazo determinados, dependerá que a pueda cobrar toda la deuda o solo una parte. La solución llevará un tiempo y supone el inicio de negociaciones con Argentina, aunque en este caso solo para el desarrollo del acuerdo. Para apoyar al equipo de Repsol “ y facilitar una conducción profesional del proceso”, Repsol contará con un banco de inversión “de prestigio internacional” que va a contratar, según acordó ayer el consejo.

A la reunión no acudió el presidente de CaixaBank, Isidro Fainé, quien tuvo que viajar a Hong Kong para asistir al consejo de BEA. Fainé había formado parte de la delegación española que viajó el lunes a Buenos Aires para firmar el preacuerdo con Argentina y México, que encabezó el ministro de Industria.

REPSOL 15,66 -0,25%

Tras las críticas lanzadas en las últimas semanas por Pemex a la gestión del presidente de Repsol, Antonio Brufau, varios consejeros recriminaron en la reunión de ayer la actitud de este accionista, cuyo consejero, Arturo Henríquez Autrey, se defendió. El debate terminó con un manifiesto a favor de Brufau, que el representante de Pemex rechazó expresamente. Sí votó a favor del resto de los acuerdos.

El manifiesto indica “el pleno apoyo a la estrategia de la compañía y a la gestión que viene desarrollando el equipo de dirección, conforme a las mejores prácticas de gobierno corporativo”, en alusión a las críticas que el director general de Pemex, Emilio Lozoya, había realizado en el Congreso mexicano a las retribuciones del presidente de Repsol.

“Todo esto se evidencia”, continúa el acuerdo del consejo, “tanto en las tasas de crecimiento, como en resultados positivos y en rentabilidad de la acción y confirma el refrendo de los accionistas les vienen prestando por inmensa mayoría a través de su voto en las junta generales”.

Por otro lado, el consejo aprobó ampliar capital hasta 651,24 millones para abonar su dividendo flexible, en acciones. Los accionistas recibirán una retribución equivalente a unos 0,5 euros brutos por acción, cantidad que estará sujeta a los correspondientes ajustes.Los inversores que lo deseen podrán recibir el dividendo en efectivo, mediante la venta de los derechos de asignación gratuitos a la propia Repsol o en el mercado.

Pemex considera una "buena señal" la posición de Repsol

Petróleos Mexicanos (Pemex), accionista fundador y socio estratégico de Repsol, considera como “una buena señal la voluntad” expresada ayer por el máximo órgano de gobierno de la petrolera española “de alcanzar un acuerdo para poner fin al conflicto relativo” a la argentina YPF, según manifestó ayer en un comunicado remitido después del consejo.

La compañías mexicana añade que confía “en una actuación responsable” de los actuales gestores de Repsol “para formalizar a la brevedad dicho acuerdo, lo que redundaría en beneficio de la compañía y de todos sus accionistas, evitando a la empresa un largo y complejo proceso de resultado incierto”.

Pemex, que en las últimas semanas se ha mostrado muy beligerante con el actual presidente de Repsol, Antonio Brufau, votó ayer en contra la ratificación de la gestión de los actuales administradores de la petrolera española.

La mexicana justificó esta decisión “porque considera que no ha ofrecido los resultados deseables para la compañía y sus accionistas”.

Concluye reafirmando su compromiso y su voluntad de seguir trabajando de forma leal y responsable en beneficio de los intereses de Repsol y de sus accionistas.

Y reconoce los esfuerzos realizados por los Gobiernos de España, Argentina y México para desbloquear el contencioso que mantenía Repsol sobre YPF, tras su expropiación en abril de 2012, y favorecer una relación cordial entre ambos países que comparten intereses estratégicos.

Normas