El miedo a este sistema pierde peso, según Autoscout24
Los coches del futuro llevarán caja negra

Los coches del futuro llevarán caja negra

Cada día hay menos españoles reacios a que los coches que piloten el día de mañana lleven un dispositivo similar a la caja negra de los aviones y trenes, es decir, un sistema que almacena datos y conversaciones de la cabina y que se consulta en caso de accidente para determinar las causas. Según el estudio El coche del mañana, realizado por la consultora Autoscout24, especializada en automoción, el 81,6% de los conductores españoles está a favor de la instalación como equipamiento de serie de una caja negra en los automóviles del futuro.

La segunda edición de este texto pone de manifiesto que más de ocho de cada diez conductores esperan que este tipo de equipamiento deje de ser patrimonio exclusivo de trenes y aviones y se monte de serie en los coches en un plazo de 25 años. Esta aceptación supone un aumento de siete puntos respecto a las previsiones de los usuarios en el estudio del pasado ejercicio.

El informe de Autoscout24 recoge las expectativas de cerca de 9.000 conductores de siete países europeos sobre la que será la movilidad del futuro. Este estudio pone así de manifiesto cómo las connotaciones “negativas y hasta siniestras” que tienen estos sistemas entre los conductores “van perdiendo importancia” en aras de la seguridad vial. Para 2038, este dispositivo se convertirá en “una tecnología esencial capaz de proteger proactivamente al conductor, diagnosticando, por ejemplo, averías vía remota, haciendo un seguimiento de la conducción para rebajar la prima al buen automovilista o reconstruyendo un accidente antes incluso de que él mismo avise a las autoridades”, detalla el estudio.

De hecho, entre el conjunto de los europeos crece la aceptación a este dispositivo frente al debate sobre la privacidad de los datos. Poco a poco, “deja de percibirse como un espía fiscalizador” para ser “un elemento que hace la vida más fácil” o así lo opinan el 73% de los europeos frente al 55% que eran de esa opinión en 2012.

Mercado online

Autoscout24 es el mayor mercado de automoción online de Europa. Sus visitantes se cifran en más de 2,5 millones de usuarios mensuales que buscan entre alrededor de 110.000 ofertas de vehículos solo en España y más de 2 millones en Europa.

El informe de la consultora El coche del mañana se ha realizado entre casi 9.000 conductores de siete países europeos.

Interconectados

El futuro llegará a través de las comunicaciones también para la industria automovilística. La gran mayoría de los conductores encuestados por Autoscout24 (el 92,8%) se ve conduciendo dentro de 25 años por la “interconectada ciudad del futuro, al volante de un vehículo inteligente que garantice su seguridad y que transforme su experiencia de conducción”, señala el estudio.

Más de la mitad se imagina a bordo de un coche “que conduzca solo, liberándole de las situaciones de tensión que genera la carretera y que, en más de una ocasión, han llevado al límite su capacidad de reacción”, cuenta Autoscout. Para cerca del 40% de los preguntados, este coche autónomo sabrá encontrar la ruta adecuada para esquivar todo tipo de retenciones “en cualquier ciudad del mundo”.

El director general de AutoScout24, Gerardo Cabañas, indicó que estos datos sobre el vehículo del mañana “esbozan” el futuro de las ciudades inteligentes, en las que la movilidad será sostenible, económica y donde el coche no servirá solo para desplazarse.

Carrocerías maleables en diseños excéntricos

El informe de la consultora experta en automoción, que también se detiene en el diseño e imagen del coche del mañana, revela cómo los conductores se han vuelto “mucho más atrevidos” desde la última encuesta realizada. En sus respuestas, imaginan diseños sumamente rompedores y hasta excéntricos circulando por las carreteras de 2038.
De esta forma, el 42% (frente al 8% de 2012) imagina vehículos donde el habitáculo ya no esté en el centro ni el capó necesariamente en la parte delantera. Además, para más de la mitad la carrocería ya no será de chapa, sino de materiales maleables, por lo que será común ver coches con muescas como los de la superficie de una bola de golf (58,6%).
Por otro lado, llama la atención cómo, en contra de lo que sucede en el día a día actual, en 2038 los jóvenes españoles serán mucho más “tecnofóbicos” que los maduros, según se desprende del informe de Autoscout. De hecho, la necesidad de estar conectado a la red entre los menores de 30 años se sitúa más de 12 puntos por debajo que entre los que ya han cumplido el medio siglo. Mucho más abiertos que los jóvenes se muestran también los mayores hacia el uso de nuevas fórmulas para desplazarse por la ciudad del futuro. De esta forma, el carsharing será utilizado sobre todo entre los conductores de 60 a 65 años (11,4%), siendo los menores de 30 años los más interesados en el uso individual (5%).

Normas