Suelo de moqueta y bolas grabadas con láser
El primer premio será también el primer Gordo, cuyo premio estará sujeto a un gravamen del 20%.
El primer premio será también el primer Gordo, cuyo premio estará sujeto a un gravamen del 20%.

Curiosidades del sorteo de Navidad

El Gordo de Navidad nunca ha terminado en 09, 10, 13 (número de la mala suerte para muchos supersticiosos), 21, 25, 31, 34, 41, 42, 43, 51, 54, 59, 67, 78 ni en 82. Este es solo uno de los muchos datos que el sorteo extraordinario de la lotería ha generado en sus dos siglos de historia, pero la lista de curiosidades alrededor de este evento es cada año más larga. La empresa dedicada a la gestión de Loterías del Estado por Internet en España, Ventura 24, hacía público recientemente un estudio en el que se relataban algunas de las peculiaridades del sorteo más esperado del año.

El primer Gordo de la Lotería de Navidad se entregó en 1812 y recayó en el número 03604. Por aquel entonces el precio del boleto era de 40 reales y el monto del premio ascendía a 8.000 pesos. Desde ese año, la Lotería de Navidad no se ha llegado a interrumpir nunca, ni siquiera durante la Guerra Civil.

El sorteo de Navidad ha experimentado numerosos cambios desde sus orígenes, uno de los más recientes y llamativos fue el cambio de pesetas a euros, que provocó que el primer sorteo en el que los niños cantaban los premios con la nueva divisa durara unos 10 minutos menos de lo habitual.

Este año, el Sorteo de Lotería de Navidad se enfrentará a otra novedad, ya que será el primero en el que Hacienda se llevará el 20% del premio obtenido, si éste es superior a 2.500 euros.

En el apartado técnico de la Lotería de Navidad llaman la atención detalles como el cuidado de las bolas, cuyos números están grabados con láser para que no haya probabilidad de que la pintura influya en el peso de las mismas -que sería mayor en números como 88888, frente al 11111, y tendría más posibilidades de salir premiado-. Además, el suelo de la sala donde se realiza el sorteo de la Lotería de Navidad está forrado de moqueta para que las bolas no puedan rodar en caso de que se caigan.

Todo se cuida al detalle para que solo el azar decida el número premiado, pero año tras año la superstición hace acto de presencia en las fechas previas al sorteo. Las administraciones de lotería o páginas de Internet que entregan un Gordo de la Lotería de Navidad ven incrementadas sus ventas al año siguiente. También son muchos los que se dejan seducir por los décimos que  terminan en las dos últimas cifras del año vigente y las dos del año que va a llegar, ya que estos números son siempre de los más solicitados.

Para llevar a cabo el estudio, se ha consultado a la población mayor de 18 años, residentes tanto en España como en el extranjero y que compraron Lotería de Navidad por Internet en 2012. La muestra la componen más de 33.500 personas.

Normas
Entra en El País para participar