Editorial

Mariano Rajoy marca las tareas

Mariano Rajoy oficializó ayer el paso del Ecuador de la legislatura. Lo hizo en una entrevista en la radio pública, y aprovechó para dar visibilidad a sus planes. Como era de esperar dados los antecedentes, no precisó detalles. Pero sus pinceladas sirven para enmarcar la política que prevé seguir. En cuanto a quién ejecutará sus planes hasta el fin de la legislatura, fue tan claro como cada uno quiera creer: “No tengo intención de remodelar el Gobierno antes de Navidad ni, si puedo, en toda la legislatura”. Es decir, no abre puertas, pero tampoco las cierra. Sí ha sido tajante en que continuará con las reformas estructurales, pero sin ajustes tan importantes como los ya adoptados. Reformará la Administración, la Ley de Mercado Único, las pensiones, y desindexará la economía del IPC. También pondrá en marcha una –muy urgente– “ley de servicios mínimos” que concilie derecho de huelga y “respeto” a los ciudadanos. Todo ello, además de acometer la prometida y tan necesaria reforma tributaria, que irá ligada a la de la financiación autonómica. El reto, claro, es reducir el paro, para lo que quiere ayudar a los emprendedores, pymes y autónomos, y pide a la sociedad que “arriesgue” y cree comercio y nuevos negocios, “que es el futuro de España”. Su trabajo, y no poco, es completar el marco para que esto sea posible.

Normas
Entra en El País para participar