Federico Ramos, secretario de Estado de Medio Ambiente
Federico Ramos, secretario de Estado de Medio Ambiente
Federico Ramos, secretario de Estado de Medio Ambiente

“Ahora no podríamos pagar el Prestige”

El secterario de Estado de Medio Ambiente defiende la gestión de la catástrofe por parte del Gobierno de José María Aznar. "Hubo expertos que tomaron las decisiones que el tribunal dice que fueron correctas"

Federico Ramos (Madrid, 1973), abogado del Estado desde 2001, viajará mañana miércoles a Varsovia para asistir junto al ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, a las negociaciones de la cumbre internacional del clima, que se espera concluya el domingo sin grandes avances para fijar objetivos de reducción de emisiones.

Preguntado por su valoración de la sentencia sobre el desastre ecológico del petrolero Prestige la semana pasada, que deja el accidente sin responsabilidad penal ni causa identificada, Ramos explica que “los jueces han entendido que no procede atribuir una responsabilidad penal a los hechos, pero eso no significa que no haya otro tipo de responsabilidad, civil”.

En este sentido, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, confirmó ayer que el Estado recurrirá en casación la sentencia para pedir responsabilidad civil por los daños y seguirá “todos los procesos” para exigir esa responsabilidad a la naviera y a la aseguradora. El objetivo del recurso no es “revisar” las decisiones de tipo penal, sino “insistir en la necesidad de que existan responsabilidades civiles que sean satisfechas por los autores del siniestro”.

Según la sentencia de la Audiencia de La Coruña, el accidente generó gastos al Estado español por valor de 368 millones de euros, 145 millones a la Xunta de Galicia y 67 millones al Estado francés. España gastó 30 millones de euros en intentar llevar a juicio a la empresa American Bureau of Shipping (ABS), que expidió el certificado de navegabilidad del petrolero, propiedad de Mare Shipping Inc., con bandera de Liberia.

En cualquier caso,  si el Prestige se hundiera hoy, cuando se cumplen once años de la mayor catástrofe ecológica en España, vertiendo fuel a lo largo de 400 kilómetros de la costa de Galicia, “no tendríamos dinero para pagarlo”, según Ramos.

Para el secretario de Estado de Medio Ambiente, la gestión del accidente por el entonces Gobierno de José María Aznar fue la adecuada. “Hubo expertos que tomaron las decisiones que el tribunal dice que fueron correctas. Hoy habría que analizar con la experiencia de estos años para evitar una catástrofe, pero hay que reconocer que cuando te viene una catástrofe, el objetivo debe ser siempre minimizar los daños”.

Normas