Breakingviews

La trampa de las previsiones

El Banco de Inglaterra hizo en agosto algo que luego se volvería en su contra, al vincular la perspectiva de la política monetaria con la marcha del mercado de trabajo. Ahora admite que fue demasiado pesimista sobre la rapidez con caería el desempleo. Sin embargo, el banco central no parece ser más partidario de elevar los tipos de interés de lo que era entonces. El gobernador Mark Carney está intentando matizar el mensaje. Pero sería mejor simplemente simplificarlo.

El banco central aumentó sus pronósticos de crecimiento y redujo sus predicciones de desempleo e inflación en el informe trimestral presentado ayer. Esto es consecuente con los datos económicos más recientes. La tasa de desempleo del 7,6% es la más baja en más de cuatro años. La inflación ha disminuido al 2,2%, cerca de su objetivo del 2%.

Pero Carney tiene un problema. Tiene miedo de que subir los tipos de forma prematura pudiera aplastar una todavía frágil recuperación. Fijar como meta una tasa de desempleo del 7% pretendía asegurar a los mercados financieros que el precio del dinero permanecería muy bajo durante más tiempo.

Carney teme que subir los tipos de forma prematura pueda aplastar la recuperación de la economía

Carney y otros oficiales de los bancos centrales tienen tiempo y han insistido de nuevo en que los tipos no subirán automáticamente solo porque el desempleo haya caído por debajo del 7%. Lo hizo de nuevo ayer. Pero los precios del dinero en el mercado muestran que una subida de tipos de un cuarto de punto a mediados de 2015 está totalmente descontada, a la espera de una segunda subida para finales de ese año.

El mensaje de Carney a los mercados se ha enturbiado. Su pseudo sistema basado en normas ahora dificulta más que ayuda. Él puede seguir diciendo que el desempleo es solo uno de los factores que determinan la política monetaria, pero sería mucho más convincente si hubiera dicho algo como esto: “No creemos que la economía del Reino Unido esté fuerte. Hará falta una mejora masiva para cambiar nuestra opinión. Esperen que los tipos permanezcan bajos durante mucho tiempo.”

Normas