Iniciativas para minimizar el impacto

El Gobierno vasco recurrirá a fondos europeos para ayudar a los desempleados de Fagor

El Gobierno vasco tramita la posibilidad de recurrir al Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG) para elaborar un plan específico con el que ayudar a las personas que queden en desempleo como consecuencia de la entrada en concurso de Fagor Electrodomésticos y su previsible liquidación. Además, activará “de forma inmediata” los clusters para analizar nuevos mercados y actividades, tanto en el ámbito local como en el internacional, para las 50 empresas proveedoras seriamente afectadas por la crisis de la cooperativa.

 

El Ejecutivo, que ha previsto la aplicación de medidas en diferentes ámbitos, estudia un paquete de iniciativas destinado a las personas que, como consecuencia de la situación en la compañía, se queden sin empleo, entre ellos los no socios cooperativistas o los que, siéndolo, permanezcan en el régimen general de la Seguridad Social, como ocurre con Edesa, además de los trabajadores de empresas auxiliares afectadas, según se incluye en el documento de trabajo, recogido por Europa Press.

Por ello, el Departamento que Empleo y Asuntos Sociales, evalúa la posibilidad de acudir a los fondos europeos FEAG (Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización) que tienen por objeto “facilitar procesos” de inserción laboral y prestar apoyo en despidos con un elevado número de trabajadores, como consecuencia del cierre de empresas.

Por el momento, El Ejecutivo vasco analiza la documentación y realiza los trámites para determinar si, en el caso de Fagor Electrodomésticos, se podría acceder a las ayudas y llevar a cabo “un tratamiento” de quienes queden en desempleo a través de un plan específico.

El Departamento que lidera Juan María Aburto también considera, como se ha hecho en ocasiones precedentes, la posibilidad de dotar de más recursos a los planes comarcales que se destinen a las zonas geográficas especialmente afectadas.

A la espera de que Fagor Electrodomésticos determine las recolocaciones en otras cooperativas de la corporación y establezca sus necesidades, el Ejecutivo ha afirmado que, a través del Servicios vasco de Empleo, Lanbide, podría orientar, formar y certificar cualificaciones profesionales, tanto de las personas que las personas que resulten desempleadas Fagor Electrodomésticos, como de las empresas auxiliares.

Además, sobre los posibles nichos de trabajo autónomo para la Corporación Mondragón, u otras iniciativas emprendedoras, se estudia el establecimiento de “un plan específico a través de Gaztenpresa u otros mecanismos”. MEDIDAS DE POLÍTICA INDUSTRIAL

En el ámbito de Política Industrial, el Ejecutivo evalúa medidas a medio plazo, entre las que destacan la colaboración en la búsqueda de inversores interesados en la reactivación de la “parte del negocio inicial” de Fagor Electrodomésticos. También estudiará las iniciativas de apoyo necesarias para “reflotar” la empresa, tras la finalización del concurso.

A corto plazo, el Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno vasco evaluará los proveedores de la compañía, “cooperativas y no cooperativas” en toda Euskadi, sobre las que la situación de Fagor Electrodomésticos vaya produzca un “posible impacto” sobre sus cuentas de resultados y el empleo.

Aunque la red de proveedores directos de la cooperativa guipuzcoana es de 200, se estima que unas 50 de estas empresas se verán en esta situación, “tanto por volumen facturado como por grado de dependencia” respecto a Fagor.

Es pretensión del Gobierno vasco analizar, también, el impacto de la decisión de Mondragon de reubicar a los cooperativistas, sobre el personal eventual actual. Se considerará el desempleo generado y se tratará de “no perder conocimiento, talento y capital humano ya formado”.

También tiene intención de activar “de forma inmediata” los clusters asociados a la actividad principal de los proveedores implicados, “para analizar nuevos mercados y actividades que se pudieran emprender a corto y medio plazo”, tanto respecto a otros Clusters como a empresas “tanto a nivel local como internacional”.

Otra de las iniciativas es la de confeccionar un “mapa de capacidades” de los proveedores de Fagor Electrodomésticos para analizar “las posibles diversificaciones a emprender”, y de la formación que se precisaría para “abordar el proceso”.

El Gobierno vasco estudia otorgar ayudas para la ejecución de planes estratégicos y de viabilidad, la búsqueda de nuevos mercados, diversificación de productos, necesidades tecnológicas y también para los nuevos modelos de gestión.

Normas