Homs asegura que no es una "rendición"
El consejero de Presidencia de la Generalitat, Francesc Homs.
El consejero de Presidencia de la Generalitat, Francesc Homs. EFE

La Generalitat baja el tono y pide a Rajoy una propuesta para Cataluña

El Ejecutivo catalán asegura que quiere abrir un proceso de diálogo con Moncloa

El portavoz de la Generalitat abandona el discurso más beligerante

El portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, cree que sería conveniente una “propuesta” de la “política española” ante el debate soberanista catalán para dar “contenido” al diálogo, aunque ha reiterado el compromiso de la Generalitat con la consulta, por lo que ha rechazado que el Gobierno pida una “rendición”.

En la conferencia de prensa posterior a la reunión del Consejo Ejecutivo, el también consejero de Presidencia ha constatado que tras los contactos entre CiU, PP y PSOE “empieza a haber movimientos” y que parece que ya existe un consenso en el “diagnóstico” de la situación catalana, aunque la solución está aún “lejos”.

Homs ha incidido en la predisposición “total” del Gobierno catalán de dialogar una solución para Cataluña, aunque ha indicado que la apuesta catalana -la consulta- es “conocida y combatida”, mientras que por parte del Estado no hay ninguna propuesta que, si se produjera, se debería someter en todo caso a la consulta de los catalanes.

“Las propuestas, las que sean, se tienen que votar”, puesto que asuntos de este calado “no se pueden cerrar en los despachos”, ha recalcado Homs.

Para el portavoz, “sería conveniente” una propuesta de los principales actores del Estado, en el plazo que “ellos deseen” y si “quieren hacerlo”, pese a que ha recordado que Cataluña “ha decidido hacer su camino, con actitud constructiva y abierta al diálogo” porque, ha añadido, “lleva 30 años esperando” soluciones al encaje con España.

En este sentido, Homs ha subrayado que el calendario de la hoja de ruta del Gobierno catalán hace “tiempo que está sobre la mesa” y fija que antes de final de año se debe pactar la pregunta y la fecha de la consulta, para que ésta se celebre en 2014.

“La carga está en las espaldas de la política española, si hay diagnóstico compartido deberán formular una propuesta, que se aclaren. ¿Cataluña es un problema o no lo es? Si lo es, deberían hacer una propuesta. Nosotros hemos hecho propuestas”, ha señalado Homs, que ha citado como ejemplos el Estatut, el pacto fiscal, que “fracasaron”, y ahora la consulta.

Sin embargo, la Generalitat se ha encontrado hoy con un revés del Gobierno por boca de su ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, quien desde Vilna (Lituania) ha afirmado que el proceso soberanista de Cataluña es una “vía sin salida” y ha abogado por abandonar “cuanto antes” esta “vía, que es puro ilusionismo” para hablar “en términos de realidades”.

Preguntado por estas declaraciones después de la reunión del Gobierno catalán, Homs ha replicado que en democracia no se puede decir al otro “ríndase”.

Esa “no puede ser la propuesta” del Estado -ha proseguido Homs- porque existe una “apuesta mayoritaria” entre las fuerzas políticas catalanas a favor de una consulta de autodeterminación.

Asimismo, el portavoz del Govern ha subrayado que “en la política catalana hay acuerdo y en la española, no, y así es difícil establecer un diálogo”.

La apelación del Govern a que haya una propuesta alternativa en un momento en el que Ejecutivo catalán, según Homs, tiene sensaciones, a raíz de conversaciones informales, de que algo se está moviendo en el Estado sobre la cuestión catalana, aunque esto no se ha traducido en hechos.

Es un análisis similar al que ha hecho hoy también el secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, quien ha apuntado que ve “un poco más lejos” el “choque de trenes” en el debate catalán tras los últimos contactos entre CiU, PP y PSOE y ha apelado al Gobierno a hacer una propuesta para salvar a los “atrapados” que defienden una tercera vía.

Normas