Grandes viajes
Arroz con mariscos, plato típico de Perú.
Arroz con mariscos, plato típico de Perú.

Perú, mestizaje también en los fogones

Complejos arqueológicos, naturaleza, historia y una riqueza culinaria única

Perú está de moda y su gastronomía, rica y diversa, también. Uno de los países de Latinoamérica donde mejor experimentar la llamada y el misterio de civilizaciones milenarias se ha convertido en un referente culinario. Su herencia cultural y el mestizaje han propiciado el enriquecimiento de sus fogones.

El país ha sabido mantener la variedad de su cocina criolla, asumir las aportaciones africana, española e italiana e incorporar la excepcional y más reciente influencia oriental. Platos chifa, la fusión chino-peruana, o nikkei, la cocina surgida de la mano de los inmigrantes japoneses de finales del siglo XIX y principios del XX, cebiches, tiraditos o pisco sour son ya referencias gastronómicas.

Por su riqueza, originalidad y diversidad, la cocina peruana puede considerarse hoy como una de las mejores y más singulares del mundo; un atractivo más que añadir a una visita que esconde innumerables sorpresas.

Y es que cualquiera que sea la ruta elegida, el viajero descubrirá además de historia, tradición, naturaleza o complejos arqueológicos únicos, el placer de disfrutar de una extraordinaria variedad culinaria que ha dado el gran salto para situarse en la alta cocina. No en vano, en 2007 fue declarada patrimonio cultural y Lima es la capital gastronómica de Latinoamérica.

Más de 10.000 años de historia reciben al viajero. Miles de sitios arqueológicos le transportan al pasado y le adentran en culturas milenarias para descubrir la fuerza del imperio inca en Machu Picchu, o de civilizaciones anteriores como los Moche o la cultura Chimú.

La naturaleza es otro polo de atracción. Perú es naturaleza en estado puro. Gracias a su privilegiada y compleja geografía, posee un paisaje muy variado: desde la costa desértica, hasta los Andes o la selva tropical de la cuenca amazónica.

Se encuentra entre los diez primeros países del mundo con mayor biodiversidad biológica: parques nacionales, reservas, santuarios…, más de 1.800 especies de aves y el 10% de reptiles, mamíferos y peces existentes en el planeta. Un paraíso cultural y gastronómico que nadie debe perderse.

El placer de viajar en un tren especial

Un nativo del Cuzco toca la quena y la bandurria, instrumentos musicales andinos. Al fondo, el tren Hiram Bingham.
Un nativo del Cuzco toca la quena y la bandurria, instrumentos musicales andinos. Al fondo, el tren Hiram Bingham.

Machu Picchu es sinónimo de Perú. Sin duda. Y una forma especial de visitarlo es a través del lujoso tren Hiram Bingham, de Perú Rail, bautizado así en honor al explorador estadounidense que descubrió la ciudadela en 1911.

Este exclusivo tren une la ciudad de Cuzco con Machu Picchu, y atraviesa espectaculares paisajes de la región mientras se disfruta de un delicioso almuerzo.

El viaje, concebido para proporcionar al turista una experiencia única, parte de Cuzco a las nueve de la mañana y llega a Machu Picchu en torno al mediodía, justo cuando la gran mayoría de los visitantes abandonan la ciudad para hacer el viaje de vuelta a Cuzco, lo cual permite pasear por las ruinas en relativa soledad.

Por la tarde, en el trayecto de regreso, los vagones se llenan de música tradicional en vivo, mientras se disfruta de un pisco sour y de una cena con ingredientes típicos de la región.

España es el principal emisor europeo de turistas a Perú, con 56.764 españoles que han elegido el país andino en lo que va de año para pasar sus vacaciones; en 2012 llegaron más de 111.000 visitantes.

Una afluencia que la Comisión de Promoción del Perú para la Exportación y el Turismo, Promperú, quiere incrementar con una oferta integrada por su patrimonio arqueológico, cultural, de aventura y naturaleza, urbano y gastronómico, en colaboración con Barceló y su operador especializado en grandes viajes, La cuarta isla.

Normas