La City

Todo por ser funcionario

La Policía autonómica gallega ha logrado desarticular a un grupo de personas que, a cambio de una cifra alrededor de los 5.000 euros, facilitaba respuestas a través equipos de transmisión a examinandos que pretendían acceder a un puesto público. Como resultado de la actuación judicial, se localizó a doce personas que acudieron a hacer un examen equipados con transmisores y aparatos de escucha, y a cuatro individuos que emitían las respuestas correctas desde coches en el exterior del recinto. El modus operandi consistía en captar opositores a los que se cobraba 1.000 euros de inscripción a cambio de facilitarles las respuestas del examen. El día de la prueba, se les facilitaba un auricular, casi indetectable, y un transmisor, a cambio de 4.000 euros más.

Normas