Cumbre Iberoamericana de Panamá
El presidente del gobierno, Mariano Rajoy, se dirige a los asistentes al acto de inauguración de la XXIII Cumbre Iberoamericana de Panamá.
El presidente del gobierno, Mariano Rajoy, se dirige a los asistentes al acto de inauguración de la XXIII Cumbre Iberoamericana de Panamá.

Rajoy asegura que España sale de la crisis "reforzada y saneada"

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, aseguró ante los líderes iberoamericanos que España “está saliendo ya de la crisis con una economía saneada y reforzada” y consideró que América Latina ha tenido un papel muy importante en esa recuperación.

Rajoy aprovechó para exponer la mejoría de la economía española en su intervención en la primera sesión de trabajo de la XXIII Cumbre Iberoamericana de Panamá, en la que garantizó que todas las medidas que se han ido adoptando para hacer frente a la crisis están dando resultados positivos.

“Puedo asegurarles que España está saliendo ya de la crisis con una economía saneada y reforzada, y aunque son muchas las cosas que quedan por hacer, tenemos la voluntad, el empeño y la determinación de hacerlas porque es lo que nos va a dar garantías de cara al futuro, crecimiento sostenido y estable, creación de empleo y mejora del nivel de bienestar de los ciudadanos”, recalcó el jefe del Gobierno español.

En esa línea, atribuyó la salida de la “grave crisis económica” al “amplio y ambicioso plan de reformas estructurales” aprobado por el Gobierno. “Estamos estableciendo las bases para que nuestra economía sea más competitiva y flexible, capaz de crecer y generar empleo”, explicó.

El presidente del Gobierno informó de que las medidas de política económica se han fundamentado en tres ejes fundamentales; consolidación fiscal a todos los niveles administrativos, ambicioso programa de reformas estructurales y reforma en profundidad del sistema financiero para garantizar la solvencia de sus entidades.

Insistió en que todas estas medidas están dando ya resultados positivos como la reducción del déficit, un mayor dinamismo del sector exterior y la recuperación de la confianza de los mercados. Además, informó de que, tras dejar atrás este año la recesión, el crecimiento económico previsto por el Gobierno para 2014 es de un 0,7% del PIB.

LLAMAMIENTO A LAS EMPRESAS IBEROAMERICANAS

El presidente del Gobierno animó asimismo a las empresas latinoamericanas a que aprovechen las oportunidades y se establezcan en este país y subrayó que América Latina “siempre ha sido una oportunidad para España” y “España también es una oportunidad para América Latina”.

Rajoy aseguró que América Latina desempeña “un papel muy significativo” en la recuperación de España y contribuye al desarrollo económico y social mediante la creación de puestos de trabajo y oportunidades de negocio. “España va a ofrecer buenas y renovadas oportunidades y estaríamos encantados de que las empresas latinoamericanas aprovecharan las oportunidades y se establecieran en España”, dijo.

Recordó que España es el segundo inversor en América Latina y que los compromisos de las empresas españolas con esta región son “a largo plazo”, antes de subrayar la necesidad de disponer de un marco normativo que proporcione a las empresas la seguridad jurídica que necesitan para sus inversiones.

“España cree en América Latina y en lo que podemos aportar juntos en la escena internacional, apoyándose y con una mirada común. Junto con Portugal abordaremos el futuro con ambición y esperanza”, matizó Mariano Rajoy.

Hizo referencia a los acuerdos de asociación de la Unión Europea con América Central y también al de Perú y Colombia, así como a la importancia de los ciudadanos, “nuestro mayor activo”.

Mariano Rajoy recordó que España es el segundo inversor en América Latina

Rajoy destacó que un millón de españoles viven en América Latina y añadió que también España ha acogido a los latinoamericanos “en momentos difíciles” -en concreto un millón y medio residen en España- y “todos ellos contribuyen con esfuerzo y sacrificio” al progreso del país y “sufren también” los efectos de la crisis.

“Nuestras economías están internacionalizándose cada vez más y las empresas multilatinas son un motor de desarrollo, contribuyen a la creación de valor y riqueza, aportan tecnología, crean empleo y más integración”, resaltó Rajoy, quien apostó por redoblar los esfuerzos para favorecer la circulación de personas, capitales, bienes y servicios en la comunidad iberoamericana.

El presidente del Gobierno español también se refirió al “esfuerzo” por la renovación de las cumbres que se adecuarán a la nueva realidad y harán de la Secretaria General Iberoamericana (Segib) “un instrumento más eficaz al servicio de la cooperación y la cultura iberoamericana”.

Explicó que España plantea la conveniencia de integrar los distintos organismos iberoamericanos -que funcionan “de forma excesivamente autónoma y no proporcionan la visibilidad adecuada en Iberoamérica“-, con lo que se conseguiría un sistema “más eficaz”.

Rajoy propuso así que los cancilleres de cara a la próxima cumbre de Veracruz (México) elaboren un plan de integración de esos organismos.

Normas