REVENTÓ EL HCH INVERTIDO. Nítida la ruptura final del extenso hombro cabeza hombro invertido con una explosiva salida que ha disparado al Campeador hasta las cercanías de los 10.000 puntos. Típica reacción de este tipo de figuras tras confirmarse. Este gran patrón alcista supone el principio del fin de la tendencia bajista iniciada en 2007, si logra desarrollarse en su totalidad. La figura tiene una proyección suficiente como para alcanzar los 12.000 puntos. La siguiente resistencia horizontal de relevancia en tendencia está en los 11.000 puntos. La parte superior del canal alcista está sobre los 10.200 puntos. Es posible que llegue hasta allí en próximas sesiones antes de corregir con fuerza. La zona de los 9.036 puntos sería zona óptima para subirse a la tendencia si da ocasión. Antes, los bajistas tendrían que perforar varios soportes de corto plazo. Entre ellos los 9.615 puntos, más abajo el hueco abierto al alza entre los 9.439 y los 9.485 puntos.
REVENTÓ EL HCH INVERTIDO. Nítida la ruptura final del extenso hombro cabeza hombro invertido con una explosiva salida que ha disparado al Campeador hasta las cercanías de los 10.000 puntos. Típica reacción de este tipo de figuras tras confirmarse. Este gran patrón alcista supone el principio del fin de la tendencia bajista iniciada en 2007, si logra desarrollarse en su totalidad. La figura tiene una proyección suficiente como para alcanzar los 12.000 puntos. La siguiente resistencia horizontal de relevancia en tendencia está en los 11.000 puntos. La parte superior del canal alcista está sobre los 10.200 puntos. Es posible que llegue hasta allí en próximas sesiones antes de corregir con fuerza. La zona de los 9.036 puntos sería zona óptima para subirse a la tendencia si da ocasión. Antes, los bajistas tendrían que perforar varios soportes de corto plazo. Entre ellos los 9.615 puntos, más abajo el hueco abierto al alza entre los 9.439 y los 9.485 puntos.

El Ibex cae presa del pánico comprador

Al igual que hay pánico vendedor en las tendencias bajistas, también existe el pánico comprador en las alcistas.

Este aparece cuando tras una ruptura en niveles clave, se producen importantes alzas.

El miedo de muchos grandes inversores a quedarse fuera les obliga a entrar aceleradamente.

Llega el cierre semanal de otros cinco días de gloria para las bolsas y especialmente para los índices más regazados. Hoy es viernes de vencimientos de futuros y los movimientos pueden ser de extrema volatilidad. Lo cierto es que los toros siguen intratables. Todos los intentos de iniciar una simple consolidación quedan abortados en cuestión de horas. Ayer vimos las claves y niveles a batir del selecto grupo de selectivos que lograron rebasar los máximos del año 2011 y posteriormente batieron máximos históricos, a la espera del Footsie británico que aún no lo ha conseguido. Junto a él, pusimos bajo vigilancia al Dow Jones por su falta de momento. El resto de estos gigantes bursátiles sólo emite señales claramente alcistas.

Hoy veremos las importantes claves de dos de los cuatro índices que están llamados a ser los protagonistas en el 2014. Aquellos que no lograron superar las cotas del año 2011. Si la tendencia no falla y se rompen las duras resistencias, estos selectivos deben reducir el amplio diferencial con sus homólogas adelantadas. Por tanto, no debe extrañarnos mucho como ya ocurre que los más débiles se conviertan en los más fuertes. Ellos deben tirar del carro ahora. Entre el grupo de los rezagados también podríamos hacer una segunda división. Los que están intentando romper las resistencias del 2011 como el Emperador europeo y el general De Gaulle francés. Y los que aún están lejos de ellas, caso del Campeador y el César italiano.

Estos últimos son los que en la actualidad están tirando de los mercados. La imponente furia empleada por los toros en las bolsas periféricas está descolocando a muchos inversores. Un trader nunca debe olvidar que al igual que hay pánico vendedor en las tendencias bajistas, también existe el pánico comprador en las alcistas. Este aparece cuando tras una ruptura en niveles clave, se producen importantes alzas. El miedo de muchos grandes inversores a quedarse fuera les obliga a entrar aceleradamente. Los ascensos se imponen un día sí y otro también. Cuando deja de entrar dinero, suelen bajar de forma violenta, pero a buen seguro sin volumen de negociación. Llegado a algún soporte dejado en el ascenso, las compras reaparecen de forma violenta nuevamente. Los bajistas que quedaron atrapados, aprovechan para cerrar posiciones. Es por esto que ahora no es momento de aventurarse a entrar en los mercados en estas sesiones de euforia y se debe esperar una corrección.

Pasemos a los dos índices más adelantados de esta categoría, Eurostoxx y Cac. Vimos como la tendencia del largo plazo en el Emperador europeo tenía dos importantes resistencias muy cercanas en su camino. La parte superior del canal alcista de fondo y la resistencia horizontal de los máximos del 2009 y 2011 en los 3.077 puntos. Pues bien, en esta última semana, después de consolidar por debajo del canal, ha conseguido superarlo de forma contundente. El miércoles alcanzó máximos anuales en los 3.018 puntos y ayer cerró sobre los 3.010 puntos. Importante ver si consigue hoy a cierre semanal confirmarlo sin ceder los 2.977 puntos, primer soporte del corto plazo. Ya sólo quedaría por delante, el muro de los 3.077 puntos. Conquistar esa ese nivel sería vital para que los alcistas y la tendencia del largo plazo. Abría las puertas hacia los 3.400/500 puntos. Será la gran clave del Eurostoxx de aquí al cierre de final de año. En caso de no conseguirlo y llegará una fuerte corrección, mientras mantenga los 2.600/550 puntos, la tendencia de fondo no tendrá mayor problema.

En el selectivo francés, la situación era la inversa. El general De Gaulle estaba intentando conquistar la gran resistencia horizontal de los máximos del 2009 y 2011 en los 4.170 puntos. Ha sido batida ya en cierres semanales y diarios. Ayer cerró en los 4.239 puntos. Ahora sólo falta superar la parte superior del canal alcista del largo plazo sobre los 4.300/350 puntos. Por encima de esas cotas, el Cac abría el futuro del medio plazo hacia los 5.000 puntos, correcciones aparte. Este será la clave de los toros de aquí a final de año. Dejar atrás con claridad estás dos durísimas resistencias. La mitad del trabajo ya está hecho, los toros parecen decididos rematar la faena. Mientras no pierda los 4.105 puntos en el corto plazo, no habrá debilidad en el intento. Más abajo, tiene el soporte los 3.927 puntos. La tendencia alcista de fondo no se verá comprometida mientras los osos perforen el gran soporte de los 3.600 puntos.

Jesse Lauriston Livermore dijo una vez, "otra lección que aprendí pronto es que no existe nada nuevo en Wall Street. No puede haberlo porque la especulación es tan vieja como las montañas. Cualquier cosa que suceda en el mercado hoy, ha sucedido antes y sucederá otra vez". Esta es la base del chartismo, comportamientos en los precios que se repiten a lo largo del tiempo y que nos permiten especular en un gráfico con altas probabilidades de éxito, ya sea al alza o la baja.

Livermore (1877-1940 Massachusetts) es considerado uno de los mejores traders de todos los tiempos. Con solo 14 años empezó a trabajar como “Board Boy”. Su tarea consistía en actualizar el precio de los bonos y acciones en una pizarra, esto le permitió darse cuenta de que los precios seguían ciertos patrones y comportamientos. Con solo 15 años había acumulado 1.000 dólares de la época, más de 25.000 actuales. A lo largo de su controvertida carrera consiguió hacerse con grandes fortunas que intercalaba con grandes ruinas.

En 1907, se le conocía como “Bear Raider”, por su trading siempre bajista. Se dice, que hasta el gran financiero J. P. Morgan, le mandó mensajes a través de intermediarios para pedirle que redujera su volumen de operativa. El 28 noviembre de 1940, a los 63 años, Livermore se tomó dos copas en el hotel Sherry Netherland en Manhatan, escribió una carta a su tercera esposa, se dirigió al guardarropa y sentándose en una silla, se disparó un tiro en la cabeza. Feliz fin de semana a todos.

Normas