La empresa ha anunciado 1.639 despidos

CSI-F eleva el ERE en el grupo Tragsa al 22% del personal fijo

El Grupo Tragsa (Tragsa y su filial Tragsatec) ha presentado este miércoles el Expediente de Regulación de Empleo que se eleva al 22% del personal fijo de la empresa y no al 14,6% como planteaban las cifras oficiales de la compañía, ya que afecta fundamentalmente al personal fijo y queda fuera el eventual, según informa CSI-F en un comunicado.

El sindicato denuncia que el ERE se aplicaría sobre un total de 7.472 personas (3.025 de Tragsatec y 4.447 de Tragsa). Según la compañía, el resto (3.695 puestos de trabajadores eventuales), se irán amortizando con la “finalización de sus contratos”.

El CSI-F subraya que la plantilla del grupo se verá recortada por una doble vía, “los despidos por un lado, y por otro las finalizaciones del contrato sin cargo al ERE y sin ningún tipo de coste”.

Para justificar el ajuste, el Grupo Tragsa ha alegado una drástica caída de los ingresos, que le llevarán a incurrir en unas pérdidas de 17 millones de euros al final de este ejercicio, y argumenta que el coste de personal, principal partida de gasto, no se ha reducido acorde a la fuerte caída productiva y al descenso de la cifra de negocio.

A juicio del sindicato, esta situación se “debe a una gestión ineficiente” de la empresa y a que las políticas de restricción y ajuste aplicadas por el Gobierno, lejos de llevar a la compañía a la recuperación, se traducen en más recesión y mayor destrucción de empleo.

El Grupo Tragsa, que forma parte del holding de empresas de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), tiene presencia e implantación en toda la geografía nacional, dispone de medios humanos cualificados, maquinaria pesada, auxiliar, elementos de transporte, vehículos de obra, y tecnología propia para realizar todo tipo de trabajos en materia de desarrollo del medio rural y conservación de la naturaleza, según los datos aportados por los sindicatos.

Normas