Los seguros para altos cargos de empresas crecen un 16%
Directivos blindados ante reclamaciones

Directivos blindados ante reclamaciones

Las reclamaciones contra consejeros y directivos de empresas españolas siguen creciendo. Las compañías lo saben y toman medidas para salvaguardar a sus altos cargos ante ellas. El año pasado, las quejas contra consejeros y directivos subieron un 6,6%, según datos del sexto estudio sobre el mercado español de seguros de D&O (consejeros y directivos, por sus siglas en inglés) elaborado por Marsh, primera firma mundial en consultoría de riesgos y seguros, en colaboración con el despacho de abogados Gómez-Acebo & Pombo.

Una de cada tres empresas con este tipo de seguros recibió reclamaciones en 2012. La responsabilidad jurídica de los consejeros y directivos es solidaria, pero aun así cada vez se reclama más directamente contra altos cargos de la empresa, en lugar de hacerlo de forma colectiva contra el Consejo de Administración. “Las reclamaciones nominadas, que ya suponen el 25% del total, se acentúan cuando la sociedad tiene presencia internacional, por lo que representan una tendencia al alza», afirma José María Elguero, director del Servicio de Estudios de Marsh y autor del informe.

En un 75% de los casos, la reclamación se dirige de manera individual al consejero delegado de la empresa. Esta figura es la que recibe más reclamaciones en las empresas, seguida del presidente (38%), el director financiero (36%) y directivos concretos (35%).

El mercado de los seguros para directivos se sitúa como el motor del crecimiento de los seguros de responsabilidad civil en España, según señalan los autores del informe. El número de pólizas de este tipo creció un 16,21% en 2012, hasta alcanzar la cifra de 36.268 seguros. Esto representa un crecimiento acumulado de nuevos compradores de estas pólizas del 365% desde 2006.

También aumentó el volumen total de primas generadas por estos seguros, un 7,8% más, a pesar de que la prima media bajó un 8% en relación al año anterior hasta los 4.018 euros. Según los datos del informe, las empresas españolas invierten ya 145,7 millones de euros en proteger el patrimonio personal de sus directivos.

Los seguros para altos cargos de las compañías triunfaron en sus inicios fundamentalmente en las grandes empresas. Estas compañías siguen teniendo el mayor peso en la contratación de pólizas para proteger a sus directivos de reclamaciones, pero las pymes contratan cada vez más estos productos.

El 34% de los nuevos compradores son empresas pequeñas o medianas, particularmente aquellas con facturaciones inferiores a 50 millones de euros. “Este dato da una idea del grado de concienciación que está adquiriendo el empresariado español frente a la responsabilidad de sus directivos, especialmente motivado por el incremento de las reclamaciones y la constante publicación de casos en los medios»”, explica Elguero.

Francisco Peña González, socio de Gómez-Acebo & Pombo, recordó que “los administradores pueden ser demandados por un tercer perjudicado durante los cuatro años siguientes a sus ceses efectivos”._Asimismo, indicó que una de las ventajas de este tipo de pólizas para las empresas que deciden salvaguardar a sus directivos frente a posibles reclamaciones es que, ante fianzas reclamadas por el juez en un eventual proceso, “no será necesario para el asegurado depositar el dinero en efectivo. Bastará con la entrega de la póliza de seguros que cubra el riesgo de prestación de fianzas”.

Según el informe, las sentencias condenatorias se confirman en un 77% en apelación y en un 91% en casación.

La mayoría de las reclamaciones proceden de la Junta de Accionistas (41,8%, dos puntos más activos que el ejercicio anterior), los empleados (35,5%) y los acreedores (11,9%).

Las entidades financieras son las más reclamadas

Este es el sexto año consecutivo en el que se realiza el estudio sobre el mercado español de seguros destinados a consejeros y directivos. Una de las novedades más significativas que presenta este informe en relación a ediciones anteriores es que, por primera vez, las entidades financieras arrebatan a las empresas del sector de la construcción el dudoso honor de ocupar el puesto de las sociedades que más reclamaciones recibieron el año pasado.

Un 37,8% de las reclamaciones interpuestas contra las empresas en 2012 corresponde a las entidades financieras. Este dato supone un incremento de casi diez puntos respecto al año anterior, cuando un 28% del total de las quejas se dirigían contra estas entidades. El sector financiero es el más reclamado, superando con claridad al sector inmobiliario o de la construcción (un 31% de los casos) y al sector servicios (un 7,5%).

Entre 2010 y 2012, las reclamaciones interpuestas contra las entidades financieras han crecido un 113%. Es decir, las reclamaciones contra el sector financiero han crecido más de doble en tres años, según reflejan los datos del estudio. Entre medias, el escándalo por la venta de participaciones preferentes y las ayudas públicas, rescate europeo incluido, recibidas por el sector bancario.

Dentro del sector, los pequeños bancos y las cajas de ahorro, junto a las sociedades de capital de riesgo, por inversiones fallidas, son las entidades que más reclamaciones recibieron en 2012, según el informe.

Normas
Entra en El País para participar