La entidad ya no condiciona la operación a que sea aceptada por el 75% de los bonistas
El presidente de Unicaja, Braulio Medel.
El presidente de Unicaja, Braulio Medel.

Unicaja blinda la compra de Ceiss ante el rechazo de los preferentistas

Los intereses para los nuevos bonos reducen la quita del 71% al 46%

La junta general de accionistas de Unicaja dio su visto bueno el viernes a la oferta que el consejo de administración de la firma hizo una semana antes sobre Banco Ceiss. Pero hizo algo más. El documento aprobado clarifica algunos detalles sobre el tipo de remuneración que obtendrán los actuales bonistas de Ceiss tras canjear sus títulos por nuevas emisiones de Unicaja, haciendo una lectura de la oferta inicial mucho más beneficiosa y que reduciría con fuerza la nueva quita a la que se obliga a los preferentistas de las antiguas cajas castellanas. Ante el rechazo frontal que siguen demostrando estos particulares, no obstante, la junta de accionistas también acordó “dispensar” a Unicaja de obtener el 75% de aceptación de los bonistas de Ceiss como condición irrenunciable para ejecutar la compra.

En concreto, el documento recuerda que en la propuesta inicial “se indica que la efectividad de la oferta está condicionada a la consecución de un nivel de aceptación que permita al grupo Unicaja alcanzar un mínimo del 75% del capital de Banco Ceiss y del conjunto de bonos necesaria y contingentemente convertibles” pero añade que la junta de accionistas “ha acordado establecer que el cumplimiento de dicha condición (...) podrá ser dispensado por Unicaja Banco, a su voluntad, considerando las circunstancias concurrentes en el conjunto de la operación”.

Una fórmula que blinda la compra frente al rechazo de las plataformas de preferentistas de Caja España Duero, la última barrera ante las condiciones impuestas por la entidad que preside Braulio Medel, después de que el FROB accediera a garantizar con dinero público la generación de 1.250 millones de euros de capital con la jugada. Estos particulares ya sufrieron una severa quita por parte del FROB al canjear preferentes y deuda subordinada por bonos contingentes (cocos) de Ceiss y se niegan a afrontan ahora nuevas pérdidas con el canje que propone Unicaja.

La oferta pasa por convertir los 803,46 millones de euros de valor nominal de los actuales cocos de Ceiss en dos nuevas emisiones de Unicaja, la mitad en bonos contingentes convertibles en acciones y la otra mitad en bonos perpetuos, de 115,75 millones de euros cada una. Con una ecuación de canje de un bono de Unicaja por cada 6,9412 cocos de Ceiss, la quita inicial resultante es del 71% sobre el nominal que les queda.

Un recorte que Unicaja prometió suavizar mediante una remuneración anual del 6% de interés sobre los cocos y del 4% para los bonos perpetuos. El matiz revelado el viernes por la junta es que dichas rentabilidades se aplicarán sobre el nominal actual de 803,46 millones en cocos de Ceiss y no sobre los 231,4 millones que recibirán en nuevas emisiones de Unicaja. Es decir, que los nuevos bonos perpetuos de Unicaja rentarán un 13,9% anual y los cocos un 20,8% hasta su vencimiento, en junio de 2016.

“Teniendo en cuenta que hablamos de intereses brutos a recibir en 36 meses, sobre el dinero que tenemos ahora sería un 46,3% de pérdida”, estima Basilio Garmón, presidente de la asociación de preferentistas de León, la mayor del país, y coordinador de la gestora que han organizado su plataforma junto a las de Zamora, Salamanca, Palencia y Asturias.

Frente al dinero inicial que tenían, contando también la quita del FROB, “la pérdida va del 51,7% al 79%” en función del instrumento contratado. Una pérdida importante pero menor al 90% que estimaban la pasada semana cuando se entendió que el interés se aplicaría directamente sobre las nuevas emisiones.

Pese a ello, las plataformas referidas siguen rechazando el canje de Unicaja que, quita aparte, les obliga a renunciar a acciones judiciales y les niega derechos políticos en la entidad resultante. Critican que, al restar peso a la aceptación del 75% de bonistas, su palabra ya no cuente para decidir el futuro de la operación.

“Lo que vienen a decir es que esto está ya pactado entre FROB y Unicaja”, aduce Garmón, quien estima que al final la entidad podrá lograr en torno al 50%_de aceptación entre los inversores mayoritarios y los preferentistas que acepten la nueva quita. Para saberlo habrá que esperar a ver la acogida que tiene el folleto de canje que distribuya Unicaja, pendiente del visto bueno de la CNMV.

Una oferta del “43% por encima de la valoración”

El principal argumento de Unicaja a la hora de defender las condiciones impuestas para comprar Ceiss es que la operación conseguirá dar salida a una entidad con 3.500 empleados, 1,5 millones de clientes y unos 36.000 preferentistas sin liquidez. Más allá, la junta general de accionistas de Unicaja quiso dejar claro el viernes que se trata de una salida más que digna, pues su oferta supone “una prima (valoración superior) entre un 35% y un 43% por encima del valor actual de Banco Ceiss, según los estudios realizados por las firmas de consultoría Oliver Wyman y Analistas Financieros Internacionales”. Dichos informes, sin embargo, no se han hecho públicos.

Por su parte, el consejero de Economía de la Junta de Andalucía, José Sánchez Maldonado, confió ayer en que la compra de Ceiss por parte de Unicaja llegará “a buen puerto”, informa EP.

Normas