Inaugura la central hidroeléctrica de Cortes-La Muela
El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán.
El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán. EFE

Galán cree que la luz bajaría un 10% sin la prima a las solares

El presidente y consejero delegado de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, cifró en un 10% la rebaja en la factura de la luz si se suspendieran las ayudas a las energías termosolares y fotovoltaicas, a su juicio, “tecnologías poco eficientes” y que repercuten en el alza del precio de la energía para el consumidor. “Las termosolares y fotovoltaicas cuestan 5.000 millones en primas y solo suponen el 5% de la producción de energía”, afirmó Galán después de inaugurar la ampliación de la central hidroeléctrica de Cortes-La Muela, ubicado en el municipio valenciano de Cortes de Pallás. La suspensión de las ayudas públicas a estas tecnologías supondría el cierre de sus centrales, dada su gran dependencia de las mismas.

“Por querer mantener centrales ineficientes y de hecho, también contaminantes, tenemos que cerrar otras que sí son eficientes”, aseveró Sánchez Galán, quien también mostró su confianza en que el Gobierno varíe su propuesta actual de reforma de la ley del sector eléctrico: “El Gobierno está haciendo muchas cosas bien, y tiene una gran oportunidad para rectificar los errores del pasado, porque para eso están las reformas”. Entre esos errores, Galán abundó en las primas a las renovables: “el 50% de la factura nada tiene que ver con la estructura de la red, tiene que ver con política, con impuestos para ayudar a energías poco eficientes”.

Inauguración

Sánchez Galán, presumió esta mañana ante el Príncipe de Asturias de la ampliación de la central hidroeléctrica de Cortes-La Muela, “el mayor hito en la historia reciente de Iberdrola”, según afirmó. Esta segunda fase del complejo, ubicado en el término municipal de Cortes de Pallás, lo convierte en la mayor planta hidroeléctrica de bombeo de Europa, después de siete años de obras y una inversión de unos 350 millones de euros. La instalación, ubicada en el margen derecho del río Júcar, conecta su caudal con una gran balsa situada en la parte superior, salvando el desnivel a través de una tubería de seis metros de diámetro y casi 900 metros de longitud. Su nuevo sistema de turbinas impulsa el agua de la zona inferior en las horas valle, generando y almacenando energía para su utilización en picos de demanda energética.

Normas