Presentados hoy en su centro de investigación belga
Recreación del sistema de aparcamiento virtual de Ford
Recreación del sistema de aparcamiento virtual de Ford

Ford diseña un sistema para que sus coches aparquen solos

Presenta dos modelos de asistencia a la conducción que también esquivarán obstáculos

Saldrán al mercado en 2015

Ford presentó ayer dos nuevos sistemas de asistencia a la conducción, uno de aparcamiento totalmente automatizado y otro que es capaz de actuar en frenos y dirección para sortear obstáculos. Ambos están en fase de desarrollo aunque utilizan tecnologías ya existentes.
Estos dos sistemas se han mostrado por primera vez en el centro de pruebas que la compañía estadounidense tiene en Lommel (Bélgica). Según han anunciado, ambos sistemas estarán en el mercado en 2015 a bordo del S-MAX que se fabricará en España, en la planta de Almussafes (Valencia).
El sistema capaz de sortear obstáculos, denominado Obstacle Avoidance (Esquivar Obstáculos) de Ford emite primero avisos si detecta objetos en movimiento lento, obstáculos quietos o peatones en el mismo carril por delante del vehículo.
Si una vez emitido el aviso, el conductor no gira o no frena, el sistema actúa sobre la dirección para girar y sobre los frenos para evitar la colisión.
El sistema ha sido instalado en un Ford Focus como parte del proyecto de investigación dirigido por Ford y financiado con fondos europeos llamado interactIVe (Evitar Accidentes a través de Intervención Activa de Vehículos Inteligentes).
El proyecto se está desarrollando a través de un consorcio de 29 socios liderado por Ford. De este grupo, forma parte siete fabricantes de automóviles, seis proveedores, catorce institutos de investigación y tres inversores.
La tecnología Obstacle Avoidance utiliza tres radares, sensores ultrasónicos y una cámara para escanear la carretera hasta 200 metros por delante
La tecnología ha sido probada a velocidades de más de 60 kilómetros por hora. En un estudio realizado con motivo del proyecto, se reveló que menos de un tercio de los conductores involucrados en colisiones por detrás intentaron girar antes del impacto.
El segundo sistema presentado en Lommel está empleando dispositivos como el Active Park Assist y la transmisión Powershift de Ford con el fin de llegar al estacionamiento totalmente automatizado, bien pulsando un botón en el interior del coche o mediante un mando a distancia.
La transmisión Powershift de Ford es capaz de controlar electrónicamente los cambios de marcha hacia delante y hacia atrás sin la intervención física del conductor, mientras que el Active Park Assist puede buscar plazas de aparcamiento de tamaño adecuado y aparcar un automóvil en ese espacio.

Normas