Kutxabank tiene más mujeres que hombres

Kutxabank tiene más mujeres que hombres

Kutxabank es la única entidad de España con más mujeres que hombres en plantilla. Al cierre del pasado ejercicio, 2.548 féminas formaban parte del equipo del banco vasco, frente a 2.490 varones. Una presencia que ha ido a más durante 2013, puesto que las salidas de la plantilla por jubilaciones y las incorporaciones en paralelo de jóvenes profesionales han sumado más mujeres que hombres al colectivo de empleados del grupo que integra los negocios financieros de BBK, Kutxa y Caja Vital.

Las trabajadoras de Kutxabank están, además, en casi todos los equipos de gestión de la entidad. Del consejo de administración, con 15 miembros, 3 son mujeres. María Begoña Achalandabaso es consejera dominical y María Victoria Mendia y Ainara Arsuaga están como independientes. Del equipo de alta dirección de Kutxabank, con solo cinco ejecutivos, forma parte Alicia Vivanco, directora general de participadas (las empresas en cuyo capital está presente Kutxabank).

La consejera Victoria Mendia también está en el comité de auditoría del banco (tres personas en total) y Ainara Arsuaga, en la comisión de nombramientos y retribuciones, de cuya gestión también son responsables otras dos personas. No hay presencia femenina en la comisión delegada de riesgos (siete miembros) ni en la comisión ejecutiva (también siete integrantes). En la red de oficinas del banco (más de 800 en casi toda España y por encima del millar con la consolidación de Cajasur) hay muchas mujeres al mando. Es el caso de María Artaza, una de las dos directoras de zona de la entidad en Vizcaya, un puesto con anterioridad solo ocupado por hombres. Artaza ha roto un doble techo de cristal, la barrera que obstaculiza la carrera profesional de las mujeres, puesto que está embarazada de siete meses y mantiene su actividad diaria sin problemas.

A la pregunta de si ha tenido que esforzarse más que sus compañeros masculinos, la directiva de Kutxabank responde que “no; cualquier profesional, sea hombre o mujer, tiene las mismas oportunidades en el banco, siempre que trabaje con pasión y compromiso. No obstante, es una realidad que las mujeres tenemos el reto añadido de romper las barreras existentes en la sociedad, de cara a tener una mayor presencia en puestos de responsabilidad en las organizaciones”.
Sobre si puede conciliar la vida profesional y familiar, María Artaza añade que “en Kutxabank los empleados contamos con medios para poder conciliar de múltiples maneras. Existen las jornadas flexibles, la opción del teletrabajo con equipamiento tecnológico y, sobre todo, hay una actitud sensible de la organización y de sus máximos responsables hacia este reto, si bien es cierto que los puestos de mayor responsabilidad exigen más dedicación”, a los dos géneros.

Su embarazo “en absoluto” ha trastocado su proyección dentro del banco. “En los últimos cuatro años he tenido dos hijos y en el momento en el que se ha producido este último ascenso estoy en el séptimo mes de embarazo del tercero”. Otra cosa son los clientes de Kutxabank, que pudieran dirigirse a las empleadas de una forma distinta de la que utilizan con sus compañeros. Para María Artaza, son “actitudes superadas. De hecho, me atrevería a decir que [las mujeres] tenemos un plus especial para crear y afianzar relaciones de confianza con la clientela”. Al cierre del primer semestre, el banco ganó 48 millones, un 45,8% menos, tras provisiones de 260 millones.

Normas