El Tesoro estadounidense advierte de la posibilidad de una crisis aún peor que la de 2008
Imagen de archivo que muestra la actividad de los operadores de bolsa en un banco de Milán, Italia. EFEArchivo
Imagen de archivo que muestra la actividad de los operadores de bolsa en un banco de Milán, Italia. EFE/Archivo EFE

El Ibex pierde los 9.300 ante el temor a que EE UU caiga en impagos

El selectivo bursátil español cede un 0,58% y la prima se sitúa en 254 puntos básicos.

Decir que la incógnita italiana fue despejada ayer con la bizantina votación de la moción de confianza planteada por Enrico Letta sería mucho decir, teniendo en cuenta la política italiana. Pero la marcha atrás del ex primer ministro Silvio Berlusconi (que sorpresivamente ordenó votar a favor del Gobierno cuando fueron sus órdenes las que amenazaban con dejarlo caer) ha eliminado una de las dos incertidumbres del mercado.

Queda pendiente la otra, más lejana pero quizá más seria: el riesgo de que la enfangada lucha política en Estados Unidos prolongue el cierre federal y ponga en riesgo la aprobación del techo de gasto.

Según Barack Obama, Wall Street debería preocuparse. Lo dijo después de que una nueva reunión se saldase con fracaso, y acusó al partido republicano de estar dispuesto a permitir que el país entre en suspensión de pagos: “Cuando tienes una situación en la que una facción está dispuesta a incumplir potencialmente las obligaciones del Gobierno de EEUU, estamos en problemas", dijo.

El propio Tesoro estadounidense advertía hoy de que si no se consigue elevar el teucho de deuda, llevando al país a la suspensión de pagos, la situación podría desembocar en una crisis aún más dañina que se inició en 2008.

Al despertar, los mercados no parecían hacer gran caso a la situación, con movimientos generalizados al alza, en torno al 0,3%, en los que solo el CAC 40 parisino, que luchaba por mantenerse en el verde, y el Ibex, parecían acusar los nervios.

A medida que avanza la jornada, sin embargo, la mayoría de índices del Viejo Continente han ido contagiándose de la incertidumbre y salvo el Ftse londinense, que ha logrado aguantar en verde, el resto de selectivos se ha decantado por las ventas.

El selectivo español, en concreto, ha culminado la sesión con una caída del 0,58% que lo sitúa en los 9.295,70 puntos, arrebatándole la marca de 9.300 que alcanzó el martes por primera vez en dos años. Banco Sabadell ha despunta como farolillo rojo de casi toda la sesión, con un retroceso final del 2,24% que a última hora ha superado el retroceso del 2,37% de FCC.

No todo han sido malas noticias para España, sin embargo, que ha registrado hoy una excelente subasta del Tesoro en la que ha cumplido previsiones en la emisión de bonos a distintos plazos y ha visto rebajarse la rentabilidad a mínimos en tres años. La prima de riesgo ha mantenido la calma y se ha situado al cierre en los 244 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 4,28%.

Donde sí se han dejado notar también las tensiones políticos estadounidenses es en el mercado de divisas: el euro cotiza por encima de 1,36 dólares, animado también por la salvación del Gobierno de Letta.

IBEX 35 8.207,80 0,11%
Normas
Entra en El País para participar