El dinero para formación de ocupados descenderá un 94%
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.

Báñez recortará un 7% los fondos para pagar el desempleo

La formación para desempleados también desciende un 4%

Los esfuerzos se centrarán en recualificar parados de larga duración

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social destinará el próximo año casi 34.000 millones de euros a pagar prestaciones y ayudas por desempleo y las políticas activas para la formación de ocupados y parados. Esto, en teoría supondría un incremento del 9,8% respecto a 2013. Sin embargo, este aumento no es tal, ya que el cálculo se ha hecho desde el presupuesto inicial para el presente ejercicio, que no incluye 5.000 millones adicionales que se aprobaron en julio para el pago de prestaciones por desempleo.

Así, según el anteproyecto diseñado por Empleo, la partida más importante de este presupuesto, que es la destinada precisamente a pagar el seguro de paro y los subsidios por desempleo pasará de 26.696 millones de euros a 29.469 millones, un 10,3% más. Pero, en realidad, si se incorporan al cálculo los 5.000 millones antes citados, el pago de prestaciones pasará de 31.696 millones en 2013 a 29.489 en 2014, lo que representa 2.227 millones menos (un 7% de caída) en lugar del incremento que figura en el anteproyecto oficial que se incluirá en los Presupuestos Generales del Estado para el próximo ejercicio.

La partida destinada a formar a los trabajadores ocupados es la gran damnificada al pasar de 228,5 millones de euros a solo 13,17 millones, lo que supone un fuerte recorte del 94,24%. Aunque menor también registra un descenso el capítulo destinado a impartir formación a los trabajadores desempleados, que se recortará un 4% hasta los 634 millones de euros.

Nuevos programas

El Gobierno centrará, por tanto, el esfuerzo presupuestario en materia de empleo en financiar las numerosas ayudas a la creación de puestos de trabajo aprobadas este año. A estas medidas se destinarán 450 millones de euros, un 67,5% más que el pasado año. Dentro de esta partida ocho de cada diez euros se destinarán a “ayudas para la recualificación profesional de las personas que hayan agotado la prestación por desempleo”;lo que supone un aumento del 115%. Con todo, la inversión total en políticas activas asciende a 4.078 millones, un 7,2% más.

El Estado aportará un 41% más de fondos

Empleo prevé que los ingresos por cotizaciones sociales para financiar el Servicio Público de Empleo caigan el próximo año un 4,98% respecto a lo presupuestados inicialmente en 2013, hasta los 18.578 millones de euros.

Concretamente, las cuotas en concepto de desempleo descenderán un 5%, hasta los 16.778 millones; las de formación profesional, un 4,4% (1.777 millones) y las cuotas de protección por cese de actividad de los trabajadores autónomos –que no son obligatorias– un 9,1% (22 millones). Esta caída de los ingresos junto al aumento del gasto impedirá que el Servicio Público de Empleo se autofinancie solo con cuotas, como ocurría antes de la crisis, cuando incluso arrojaba superávit. Por ello, las aportaciones del Estado para financiar esta partida ascenderán un 41,6%, hasta los 10.327 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar