El mantenimiento de los estímulos de la Fed impulsa las alzas en el parqué europeo
Operadores de la Bolsa de Nueva York con Ben Bernanke en la televisión
Operadores de la Bolsa de Nueva York con Ben Bernanke en la televisión REUTERS

El Ibex salta por encima de los 9.100 puntos gracias al impulso de Bernanke

El Tesoro coloca con éxito 3.000 millones de euros.

Las Bolsas del Viejo Continente se han desayunado con la noticia de que la Reserva Federal estadounidense no comenzará a reducir aún su plan de estímulos, anuncio que se conoció ayer al cierre de los mercados europeos.

El eufórico despertar de los inversores, marcado por los máximos que alcanzó Wall Street anoche tras la rueda de prensa de Ben Bernanke, se ha ido moderando durante la jornada para contenerse con alzas de entre el medio punto y el punto porcentual en las grandes plazas de Europa.

Alumno aventajado, el Ibex ha sido uno de los índices que mejor ha sabido aprovechar el oxígeno de la Fed, logrando un alza del 1,01% que le ha permitido saltar por encima de los 9.100 puntos en un nuevo máximo desde hace dos años.

En concreto, el principal selectivo bursátil español cerró en los 9.153,7 puntos, una cota desconocida desde octubre de 2011, en un entorno favorable para la marca España. Las recomendaciones de Morgan Stanley y HSBC de esta semana, a favor de la deuda pública española y la banca del país, se han materializado durante la sesión.

De un lado , la prima de riesgo española bajaba en la apertura cinco puntos, hasta los 235, aunque ha terminado subiendo hasta los 240 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a 10 años en el 4,23%.

En paralelo, el Tesoro español ha celebrado una subasta en la que ha captado más del máximo de 3.000 millones que se había fijado en bonos a tres años y obligaciones a 15. En concreto, ha vendido bonos con vencimiento hasta el 30 de julio de 2016 con una rentabilidad del 2,225% frente al 2,636% de la anterior subasta, y obligaciones con vida a 31 de octubre de 2028 a un interés del 4,809%, por debajo del 5,194% de la emisión anterior.

Los mercados emergentes también se han beneficiado por la decisión de Bernanke: el Bovespa brasileño ganó anoche un 2,64%, el índice de México ganó un 1,86%. En Asia, el índice de Yakarta ha ganado un 4,4%. Las Bolsas asiáticas se contagian de la alegría: el Nikkei de Tokio sumó más del 1,8%, igual que el Hang Seng de Hong Kong.

Así, el balón de oxígeno que Bernanke le ha dado a la economía estadounidense, cuya recuperación no considera aún lo suficientemente sólida como para echarla a andar sin un empujón monetario, se ha convertido en realidad en gasolina para los mercados internacionales.

Bernanke señaló anoche que, a pesar de la mejoría de los datos económicos, no reducirá por el momento su programa de compra de bonos (85.000 millones de dólares al mes), ante el recorte del gasto público y una política fiscal restrictiva que podrían poner en riesgo la incipiente recuperación económica.

El hecho de que el presidente de la Fed dijera que la retirada de estímulos "no estaba ni en su fase inicial de planteamiento da margen a los mercados, que podrán disfrutar de los actuales niveles de elevada liquidez al menos durante unos cuantos meses más, por lo que la corrección [en Bolsa] creemos que tendrá que esperar todavía un tiempo", señalan los analistas de Link.

El euro, por su parte, está estable en torno a 1,35 dólares.

IBEX 35 9.329,80 -0,11%
Normas