Las rebajas se aplicarán entre 2014 y 2015
La alcaldesa de Madrid, Ana Botella.
La alcaldesa de Madrid, Ana Botella. EFE

Madrid bajará el IBI, el impuesto de circulación y la tasa de basuras

El tipo del IBI no ha bajado nunca desde 1996 y los madrileño pagan hoy un 222% más que en 2003

La medida se suma a la devolución de impuestos municipales a las pymes creadas desde 2011

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, anunció ayer una bajada progresiva de los impuestos y las tasas municipales entre 2014 y 2016. Entre ambos años se celebrarán las elecciones locales previstas en principio para 2015. Así, la tasa de basuras se reducirá en 2014, el impuesto de circulación bajará en 2015 y en 2016 será el turno del IBI, el impuesto más importante por recaudación y que recae sobre los propietarios de inmuebles.

La rebaja más potente, por tanto, se deja para el año siguiente de las elecciones. Ello significa que su aprobación dependerá del nuevo equipo de Gobierno que salga de las elecciones de 2015.

La factura del IBI se ha encarecido más de un 200% para los madrileños desde 2003 debido, sobre todo, a las revisiones catastrales y, en menor medida, al incremento del tipo impositivo. De hecho, el gravamen del IBI está congelado desde 2009.

Madrid actualizó el año pasado los nuevos valores catastrales, cuyo incremento no se aplica de golpe en la factura del IBI, sino que la subida se aplica de forma paulatina durante la próxima década. Ello significa que el valor de la vivienda sobre la que se aplica el tipo del IBI no cesará de subir hasta 2022.

Botella ha especificado que la tasa de basuras bajará un 12%, el impuesto de circulación retrocederá un 10% y se rebajará el IBI un 5%. La merma de la tasa de basuras se justifica porque el servicio de recogida se ha reducido.

La rebaja fiscal anunciada ayer se suma al programa Madrid Tax Free que contempla devolver el impuesto de circulación, la tasa de basuras, el vado municipal y los costes de las licencias que las pymes han pagado desde el año 2011. Esta medida solo beneficia a los emprendedores que iniciaron su andadura empresarial a partir de ese año y estará vigente hasta 2015.

Madrid calcula que estas medidas ahorrarán 1.573 millones en diez años. Botella defendió su “convicción política” de colaborar desde su ayuntamiento al objetivo nacional de reducción del gasto corriente “para en el futuro poder volver a invertir”, pero añadió que “los madrileños ya han sufrido bastantes sacrificios y es hora de empezar a rebajar esa carga”.

Plan para reducir la deuda

Por otra parte, el Gobierno de la popular Ana Botella aprobó ayer para su remisión al pleno municipal un plan de reducción de deuda que comprende un quinquenio (2013-2018) y que incluye operaciones de refinanciación del crédito a largo plazo a concertar por un importe máximo de 333,7 millones de euros.

Con las operaciones aprobadas ayer, la deuda viva prevista a 31 de diciembre de 2013 será de 7.074 millones, es decir, 355,51 millones de euros menos que la viva a finales de 2012, después de haber amortizado el pasado año 726 millones y tener previsto otros 732 para este.

Normas