Asegura que presenta claros riesgos de mantener restricciones a la competencia
Bernaldo de Quirós, presidente de la CNC.
Bernaldo de Quirós, presidente de la CNC.

Competencia tilda de “demasiado parcial” la reforma de Ley de Propiedad Intelectual

Advierte que las funciones de la Comisión de Propiedad Intelectual pueden solaparse con las de la CNMC

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha hecho público su informe sobre el Anteproyecto de Ley de Propiedad Intelectual aprobado por el Gobierno en marzo y su opinión no ha sido muy favorable. Concretamente, el organismo considera que la reforma es “demasiado parcial” en una materia que exigiría una revisión integral y que “no garantiza la competencia efectiva en un sector clave”.

Según Competencia, la reforma, que se encuentra en fase de consulta en diferentes organismos, "adolece de importantes carencias" y no considera el desarrollo actual ni el previsible de las tecnologías de información ni de las redes informáticas en cuanto a modelos de negocio alternativos donde pueden actuar muchos otros operadores y que pueden permitir la distribución y retribución de las obras de la forma menos restrictiva para la competencia. La CNC asegura por tanto que el anteproyecto de Ley "presenta claros riesgos de mantener restricciones a la competencia".

Respecto a la polémica comisión de Propiedad Intelectual, la CNC apunta que en su informe que el anteproyecto “debería reforzar su autonomía, independencia financiera y organizativa del futuro regulador”. Igualmente, el texto de Competencia advierte de que las funciones de dicha Comisión pueden “solaparse” con las de la nueva CNMC (organismo regulador surgido de la integración de la CNE, CMT y CNC y otras entidades reguladoras), y destaca especialmente este riesgo en el caso del régimen sancionador.

Desde Competencia también se advierte de que el anteproyecto de Ley de Propiedad Intelectual introduce requisitos “muy restrictivos e innecesarios” para que las entidades de gestión operen en el mercado. Según la CNC, el modelo de entidades de gestión actualmente vigente fortalece la posición monopolística de las entidades, frente al que habría que desarrollar un sistema más favorable a la competencia, reduciendo las posibilidades de que ejerzan su poder de mercado en el ámbito tarifario.

"Para introducir competencia es preciso apostar por la libertad de gestión, es decir, porque los titulares tengan más libertad contractual con respecto al mandado que dan a la entidad de gestión, y más libertad para elegir quién y bajo qué forma jurídica le gestiona sus derechos". La CNC añade que "resulta imprescindible erradicar el intervencionismo administrativo que durante todos estos años ha podido obstaculizar o impedir que los mecanismos de mercado operen a la hora de organizar la gestión colectiva de derechos de propiedad intelectual".

 

 

Normas