Las entidades intentarán negociar a la baja la quita de la deuda
Sede principal en Chapela (Redondela), en la ría de Vigo, de la empresa Pescanova.
Sede principal en Chapela (Redondela), en la ría de Vigo, de la empresa Pescanova. EFE

Deloitte se reúne el miércoles con la banca acreedora de Pescanova y Urgoiti

Comienzan las negociaciones para evitar la liquidación de Pescanova, en concurso de acreedores desde el pasado mes de abril. El administrador concursal designado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la auditora Deloitte, se reunirá este miércoles 18 en Madrid con las principales entidades acreedoras del grupo alimentario gallego y con el nuevo presidente de la compañía, Juan Manuel Urgoiti, nombrado por el consejo de administración que salió elegido en la junta de accionistas celebrada la pasada semana.

Uno de los principales puntos del orden día del encuentro es la negociación de la quita que tendrán que asumir las entidades financieras. Minutos después de su nombramiento, Urgoiti aseguró que se pediría una quita de la deuda del 75%, un porcentaje que las entidades financieras consideran excesivo y que intentarán rebajar. El nuevo presidente de Pescanova, que representa la propuesta realizada por Grupo Damm (segundo mayor accionista de la compañía gallega con el 6,2% del capital), no tiene en estos momentos funciones ejecutivas, ya que estas fueron suspendidas por el juez.

Fuentes financieras explican que una quita de esta cuantía sería demasiado elevada. "En el sector inmobiliario han rondado entre el 70% y el 80%, pero en el resto de empresas suele situarse entre el 40% y el 60%, explican.

Según el informe concursal, Pescanova cuenta con una deuda de 3.674 millones de euros y un agujero patrimonial de 1.667 millones. Sabadell es el primer acreedor financiero de Pescanova, con una deuda de 226,7 millones de euros, seguido de Popular, 181,9 millones,  CaixaBank, con 177,7 y Novagalicia, con 147,2 millones.

Otro aspecto que se tratará en la reunión, según estas mismas fuentes, es la venta de activos, un punto que la banca considera fundamental para que Pescanova salga adelante y evite su liquidación.

Normas