Augura que se superarán los 58,7 millones logrados el pasado ejercicio
Turistas en la Playa del Inglés (Gran Canaria).
Turistas en la Playa del Inglés (Gran Canaria).

Soria prevé el mejor agosto para el turismo en doce años

Prevé un repunte de las llegadas en el último trimestre por el conflicto en Egipto

Achaca la menor ocupación en Madrid a la pérdida de vuelos internacionales

El ministro de Industria, Turismo y Energía, José Manuel Soria, avanzó ayer que España cerrará el año por encima de los 57,8 millones de turistas, gracias a los buenos datos de entradas y gasto en los ochos primeros meses del año. “Ha sido un agosto extraordinario (los datos definitivos se conocerán el próximo jueves) y en septiembre se producirá una mejoría con respecto al mismo mes de 2012”, subrayó ayer a Antena 3.

De este modo, el Ejecutivo se reafirma en su previsión de que la temporada turística (de junio a septiembre, en la que se concentran el 60% de las visitas) se cerrará con más de 22 millones de turistas, lo que supondrá un nuevo máximo histórico.

La consecución de ese hito permitirá superar la cifra registrada el pasado año (57,8 millones de turistas), pero no se superará el máximo histórico alcanzado en 2007 (58,6 millones). El Ejecutivo cree que dependerá del trasvase de turistas extranjeros desde Egipto. “La mayoría de las reservas para Egipto son para invierno, por lo que las cancelaciones que se están haciendo en los touroperadores afectan a este periodo, unas circunstancias de las que se beneficiará fundamentalmente Canarias”, apuntó.

Pese al impacto beneficioso de la tragedia en Egipto, Soria aseguró que una parte importante de los incrementos que se están registrando en las llegadas internacionales se deben a los mercados emergentes, sobre todo a Rusia y China, con alzas superiores al 30%, gracias a la promoción en esos mercados y la flexibilización de los visados turísticos.

Del impacto del boom turístico se han beneficiado fundamentalmente Canarias, Baleares y Cataluña, las tres comunidades más turísticas en las que el peso de los extranjeros es mayor. Comunidad Valenciana y Andalucía también han visto incrementadas las llegadas.

Madrid y la conectividad

Fuera de esa mejoría ha quedado Madrid, con una fuerte caída de la ocupación hotelera, de los precios y de la rentabilidad. El titular de Industria achacó la caída al cese de operaciones en el último año de muchas aerolíneas en el aeropuerto de Madrid-Barajas “Sin conectividad aérea es difícil que los turistas visiten la ciudad”, recalcó.

En su opinión, el turismo de Madrid no está en decadencia, pero sí instó a las autoridades madrileñas a crear un plan de promoción similar al diseñado para Barcelona, en el que estén involucrados el sector público y privado”.

 

Normas