Plantea doblar sus ventas en un plazo de tres años
El Aston Martin Rapide S
El Aston Martin Rapide S

Aston Martin, el lujo que busca su sitio

Juan Abelló invierte en una marca que no tiene detrás un gran grupo del sector automovilístico.

La firma de inversión Torreal, propiedad del empresario Juan Abelló, entraba la semana pasada en el accionariado del fabricante de automóviles de lujo Aston Martin. Todo un cambio de tendencia en su estrategia, después de acometer sucesivas desinversiones, entre otras, en Sacyr, Pescanova o en la compañía de componentes para la automoción CIEAutomotive, y tras ampliar capital en 80 millones.

La operación, de la que ninguna de las partes involucradas quiere dar detalles, se realiza en un momento en el que Aston Martin, que este año celebra su centenario, sigue buscando su sitio en la industria, después de unos años de vaivenes en su estructura accionarial.

Ford cerraba 2006 con las mayores pérdidas de su historia, cercanas a 10.000 millones de euros. Su división de automóviles de lujo, que aglutinaba a Jaguar, Volvo y Aston Martin, perdía unos 250 millones. Ninguna de las tres marcas pertenece ya al fabricante estadounidense, que vendería Aston Martin durante el ejercicio 2007. Los compradores, un consorcio liderado por el empresario británico David Richards, actual presidente, y respaldado por dos fondos de inversión kuwaitís:The Investment Dar, accionista mayoritario, y Adeem Investment, además de otros inversores particulares. La venta se cifró en 700 millones de euros, aunque Ford sigue conservando una participación testimonial, y convertía a Aston Martin en la única de las grandes marcas en no tener a un gran grupo de la industria de la automoción detrás.

Entrada de Investindustrial

600 millones en cuatro años para retar a Bentley

La presencia de Investindustrial en el accionariado de Aston Martin, a través de su filial Prestige Motors Holding, supone un impulso para los planes de expansión de la marca. El objetivo principal es doblar las ventas mundiales y alcanzar un volumen anual de 7.000 automóviles. Para ello invertirá 600 millones de euros en cuatro años para la llegada de nuevos modelos, entre los que podría estar un todocamino, como ya ha hecho su rival de las islas británicas, Bentley, propiedad del grupo Volkswagen. También intentará crecer con la suma de socios estratégicos. El último, Daimler, que proporcionará motores V8 a la marca y otros elementos técnicos. A cambio, el gigante alemán recibirá hasta un 5% de las acciones de Aston Martin, dependiendo de objetivos. Aston Martin cerró 2012 con unas ventas de 3.800 coches y un ebitda de 82 millones de euros.Su consejero delegado desde el año 2000, Ulrich Bez, podría dejar el cargo este año, y la marca ya busca un nuevo líder para alcanzar sus objetivos.

Pero la evolución de la legendaria marca británica no fue la esperada, distanciándose de los competidores de su segmento. Además, el accionista mayoritario ha atravesado en los últimos tres años diversas dificultades de financiación. The Dar Investment incurría en 2009 en un impago de 75 millones de euros en bonos islámicos y en 2011 reestructuraba una deuda financiera de 3.800 millones. Este año tuvo que hacer frente a un vencimiento de otros 75 millones, lo que le llevó a vender su participación mayoritaria en el Banco Nacional de Bahrein y pedir una quita del 50%a sus acreedores financieros.

Sus limitaciones llevaron a aceptar, no sin reticencias, la entrada de Investindustrial en el accionariado, a través de una ampliación de capital de 190 millones de euros y que le deja como segundo principal accionista de Aston Martin, con el 37,5%, valorando la compañía en 940 millones. Investindustrial delega en su filial Prestige Motor Holdings el control de esta participación, de la que Abelló es ahora accionista. The Dar Investment sigue conservando una participación mayoritaria, aunque se estima que no supera el 50%. Abelló, como quien conduce uno de sus coches, no se aburrirá en Aston Martin.

Normas
Entra en El País para participar