París adecúa su política a las exigencias de Bruselas
El ministro francés de Finanzas, Pierre Moscovici (derecha), habla ayer con el titular de Presupuestos, Bernard Cazeneuve. reuters
El ministro francés de Finanzas, Pierre Moscovici (derecha), habla ayer con el titular de Presupuestos, Bernard Cazeneuve. reuters

Francia subirá el IVA y recortará el gasto para ahorrar 15.000 millones

El tipo general del IVA pasará del 19,6% al 20% a partir del próximo año

El Gobierno prevé que la economía francesa crecerá un 0,9% en 2014

Subir impuestos y recortar el gasto público es la política que, con mayor o menor intensidad se aplica en toda la Unión Europea con independencia del color del Gobierno. El primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, anunció ayer que elevará el tipo general del IVAdel 19,6% al 20% a partir del primero de enero de 2014. El tipo reducido pasará del 7% al 10% y el superreducido –que se aplica a productos de primera necesidad– bajará del 5,5% al 5%. A pesar del incremento, Francia mantendrá un tipo impositivo inferior a la media europea y a países de su entorno como España, cuyo gravamen se sitúa desde septiembre del año pasado en el 21%.

El ministro de Finanzas, Pierre Moscovici, que presentó a la prensa las grandes líneas del proyecto de presupuesto del próximo ejercicio, mantuvo la previsión de un incremento del producto interior bruto (PIB) del 0,1 % para este año, y eso pese al inesperado incremento del 0,5 % del segundo trimestre, que permitió poner fin a la recesión. En 2014, la economía francesa avanzará un 0,9%, dos décimas más que en la anterior previsión.

El presupuesto de 2014 implicará un ahorro de 15.000 millones de euros respecto al precedente. Los recortes supondrán un 80% de los esfuerzos para disminuir el déficit, al tiempo que el 20% restante procederá de las subidas de impuestos. Junto al incremento del IVA, también se aprobarán cambios en el impuesto sobre sociedades para elevar la base imponible sujeta a gravamen. A pesar de que los Presupuestos franceses están marcados por los incrementos fiscales, el Ejecutivo francés también prevé actualizar nuevamente el IRPFa la inflación, algo que no se hizo en los últimos dos años.

La inflación es un impuesto silencioso y el hecho de no adecuar el sistema tributario a la evolución de los precios implica un aumento de la presión fiscal. Por ejemplo, en España, la última vez que se deflactó la tarifa fue en 2008, ello ha provocado que la factura fiscal se incrementara. Si bien la medida adoptada en Francia resulta beneficiosa para los asalariados de ese país, el Ejecutivo de Hollande ha decidido actualizar la tarifa del IRPFal incremento de precios en un momento en que la inflación se mueve en niveles muy bajos, del 1%.

Francia cerró el año pasado con un déficit del 4,8% de su PIB (98.196 millones de euros), y François Hollande confía en rebajar esa cifra al 4,1% este año en lugar del 3,7% comprometido en primavera. En cualquier caso, el presidente francés se ha comprometido con Bruselas a que los números rojos se situarán por debajo del límite del 3% en 2015. La última vez que lo logró fue en el año 2007.

China confirma que su PIB avanzará a un ritmo del 7,5%

El primer ministro chino, Li Keqiang, aseguró ayer que, pese a “la compleja situación económica mundial”, la potencia asiática conseguirá su meta de crecimiento anual, fijada en el 7,5%.

Li hizo esas declaraciones durante su discurso de apertura del Foro Económico Mundial de verano, también conocido como el “Davos Asiático”, que se inauguró ayer y que se celebrará hasta el viernes en la ciudad china de Dalian.

El primer ministro chino quiso convencer así a las delegaciones de empresarios y políticos de todo el mundo presentes de los “signos de estabilización” de la segunda economía mundial en los pasados dos meses. “Tal momento de progreso estable nos hace confiar en que podemos cumplir los objetivos de desarrollo social y económico del año”, enfatizó el primer ministro.

 

Normas