El BCE mejora la previsión de 2013 y rebaja la de 2014
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, sonríe durante una rueda de prensa ofrecida en Fráncfort (Alemania).
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, sonríe durante una rueda de prensa ofrecida en Fráncfort (Alemania). EFE

Draghi insiste: los tipos de interés seguirán bajos y podrían bajar todavía más

El presidente del Banco Central Europeo (BCE) Mario Draghi ha enviado un mensaje claro al mercado. Las subidas de tipos ni están ni se les espera. Aunque fue cauto respecto a la incipiente recuperación económica, Draghi aseguró hoy, en la rueda de prensa posterior a la decisión sobre los tipos de interés, que la "gradual mejora" de los mercados financieros desde el verano pasado "empieza a trasladarse a la economía real". De hecho, la institución asegura que los últimos indicadores "confirman una recuperación gradual de la actividad económica" de la eurozona.

El BCE ha decidido mantener los tipos de interés en el mínimo histórico del 0,5%, nivel en el que se encuentran desde la última rebaja de mayo. Es lo que esperaba el mercado. Pero, tanto en su discurso inicial como en respuesta a una pregunta de un periodista, Draghi ha dejado la puerta abierta a nuevas rebajas en el precio del dinero debido a que "la recuperación sigue estando demasiado verde". "Es prematuro excluir el debate sobre una bajada de tipos", añadió. Un debate que ha existido en la reunión de hoy, según ha confirmado. Las perspectivas oficiales sobre el futuro de los tipos de interés siguen siendo las mismas que el mes pasado: "los tipos de interés seguirán un largo periodo de tiempo en los niveles actuales, o más bajos".

De hecho, aunque ha revisado al alza dos décimas los pronósticos de crecimiento para la zona del euro en 2013, aún prevé una contracción del 0,4% y, ha empeorado una décima las proyecciones para 2014, hasta el 1%.Según Draghi, estos cambios no han modificado el escenario del banco. El BCE siguen pensando que hay "riesgos que podrían afectar negativamente a la economía".

En cuanto a la inflación, el BCE espera que continúe siendo baja en los próximos meses "debido a los precios de la energía". Así, "las expectativas inflacionista a medio-largo plazo siguen firmemente ancladas", ha proseguido. Sin embargo, sube una décima, hasta el 1,5%, la estimación del IPC para este año y el que vien, del 1,3% al 1,4%.

Respecto a la situaicón en Siria, Draghi ha señalado que la entidad observará la evolución de los precios del petróleo, que ha subido recientemente por la tensiones geopolíticas en Oriente Medio, y su impacto en las proyecciones de inflación. Pero no ha tomado decisiones por el momento y, aunque se mantiene alerta, no ha discutido con la Fed la posibilidad de lelvar a cabo acciones concertadas.

Por otro lado, el máximo responsable del BCE considera que “el exceso de liquidez que existe actualmente en el mercado es adecuado", pero se mantiene vigilante. "Estamos listos para actuar”, ha reiterado. Draghi señaló en rueda de prensa que el exceso de liquidez se ha reducido desde 800.000 hasta 250.000 millones de euros y que la fragmentación en la zona del euro ha disminuido también. Ha descartado, además, que los bajos tipos de interés supongan un riesgo para la estabilidad financiera.

Sobre la banca española, en respuesta a un periodista, ha dicho que "quedan muy pocos asuntos por hacer" en el sistema bancario español pero que van a solucionarse "sin tener un impacto significativo en la liquidez o solvencia de los bancos españoles". Recordó que las cajas de ahorros españolas han llevado a cabo una reforma "amplia".

Además de los tipos de interés, también se ha dejado inalterado en el 0% el tipo de interés aplicable a la facilidad de depósito.

Hoy también se han reunido el Banco de Inglaterra (BOE) y el Banco de Japón (BOJ). La entidad inglesa ha dejado inalterado el precio del dinero en el 0,5%. Por su parte, el BOJ ha decidido por unanimidad mantener sin cambios su actual programa de estímulos monetarios y compras de deuda ante la “moderada recuperación” de la economía japonesa.

Normas