Pequeños gigantes
Con apenas 20 años de trayectoria, Iproma se ha convertido en un referente en el sector y ofrece sus servicios tanto a empresas privadas como a Administraciones públicas dentro y fuera de España.
Con apenas 20 años de trayectoria, Iproma se ha convertido en un referente en el sector y ofrece sus servicios tanto a empresas privadas como a Administraciones públicas dentro y fuera de España.

Tras la huella de bacterias y otros contaminantes

Con solo 20 años de historia y desde Castellón, Iproma (Investigación y Proyectos Medioambientales) se ha convertido en un referente entre las empresas especializadas en “servicios, asesoramiento, análisis y diagnóstico en las áreas de medio ambiente e higiene industrial tanto para empresas privadas como para Administraciones públicas”, explica su gerente, Amilcar Arnau.

Entre las primeras cuenta en su cartera con clientes como Repsol, Porcelanosa, Nestlé, Abengoa, FCC, Iberdrola o Ercros, y entre los entes públicos figuran el Canal de Isabel II, la Agència Catalana de l’Aigua, Augas de Galicia, la Generalitat Valenciana o el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Las empresas privadas suponen el 55% de sus contratos y los organismos y empresas públicos, el 45%.

En su actividad y como laboratorio de análisis y asesoramiento medioambiental, Iproma se dedica a la realización de estudios de aguas y suelos contaminados, residuos, sedimentos, biota (se denomina así al conjunto de especies de plantas, animales y otros organismos que comparten un ecosistema), análisis atmosféricos e higiene industrial, que incluyen la toma de muestras y las recomendaciones sugeridas por los especialistas.

Desde sus comienzos en un laboratorio ubicado en Castellón apenas han pasado dos décadas, y hoy ofrecen sus servicios en toda España, están iniciando su internacionalización y cuentan ya con otros cinco laboratorios de análisis, ubicados en Madrid, Sevilla, Pontevedra, Zaragoza y Barcelona, y una oficina técnica en Valencia.

Datos básicos

Facturación 

IPROMA inició su andadura a principios de la década de los noventa desde un modesto laboratorio en Castellón y hoy forma parte del holding empresarial Grupo Gimeno, factura nueve millones de euros anuales y tiene una plantilla compuesta por más de 200 empleados, de los que el 60% son titulados superiores en diversas ramas científicas y técnicas, como ingenieros, químicos, biólogos, especialistas en ciencias ambientales, farmacéuticos o expertos en ciencia y tecnología de los alimentos.

Servicios

Empresas privadas y públicas se reparten más o menos al 50% los servicios de Iproma, que gestiona seis laboratorios y una oficina técnica en España, trabaja en más de 200 proyectos y asistencias técnicas en unas nueve áreas de actividad relacionadas con el análisis y asesoramiento medioambiental y de higiene industrial, especializada en el estudio de aguas, realiza más de 100.000 muestras al año y participa en más de 30 proyectos de I+D+i. Iproma integra también a las empresas Iproma Alimentación, dedicada al control y asesoramiento de la industria agroalimentaria, e Iproma Catalunya, su sexto laboratorio de análisis.

Certificaciones

La compañía ha renovado las acreditaciones UNE-EN-ISO 9001, que reconoce el sistema de gestión de la calidad, y UNE-EN-ISO 14001, que valora la gestión medioambiental de la empresa. Estas certificaciones aseguran que los sistemas de calidad y de gestión medioambiental de Iproma han sido evaluados y cumplen con las especificaciones de calidad y medioambientales exigidas.


En cualquiera de ellos es posible diagnosticar cualquier problema de contaminación en sus áreas de actividad: aguas naturales; suelos y residuos; indicadores biológicos; aguas residuales; como entidad de inspección sobre aguas residuales, continentales, subterráneas, marinas y potables; atmósfera –que incluye el análisis de muestras tanto de emisión como de inmisión y el estudio de contaminantes-; sedimentos –toma de muestras y estudios en ríos, lagos, mares…–; biota, e higiene industrial, incluido asesoramiento para prevención.

Hace dos años apostaron por la internacionalización, conscientes de que “la crisis económica iba a reducir las licitaciones públicas y que la agresividad de la competencia se iba a traducir en una bajada de precios”, explica el gerente de la empresa. Hoy gozan de varios contratos “con la Administración marroquí”, han incursionado en Latinoamérica y trabajan para varios organismos multilaterales, como el Banco Mundial o el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), o países como Macedonia.

Arnau advierte de que en estos tiempos de crisis “el precio determina los contratos. Prima más la oferta económica que el proyecto técnico”, por lo que no queda más remedio que “optimizar precios y recursos”.

Iproma presume de que en su cultura empresarial se prioriza “la calidad, la innovación y una inversión constante en I+D+i, así como la proximidad al cliente en todos nuestros servicios”. De hecho, han participado en cuatro proyectos con el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), tres de ellos “completamente finalizados”, señala Arnau. El cuarto, aún en curso, Biomat, es un programa para “la obtención de un nuevo material biológico para la verificación de técnicas moleculares de detección microbiológica”. El CDTI es la entidad pública dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad que promueve la innovación y el desarrollo tecnológico de las empresas españolas y canaliza las solicitudes de financiación y apoyo a los proyectos de I+D+i.

Iproma hace gala de una amplia variedad de técnicas analíticas para llevar a cabo la determinación de los parámetros que son requeridos en las investigaciones medioambientales, alimentos e higiene industrial. Entre ellos, análisis microbiológicos que incluyen la determinación de bacterias, hongos y otros organismos; espectrometrías, que comprenden diversas técnicas analíticas basadas en la emisión o absorción de radiación ultravioleta, visible, infrarrojos u otras, y cromatografías, técnica que permite determinar numerosos compuestos orgánicos, entre ellos, plaguicidas o mediciones in situ.

Gestión de laboratorio a medida del cliente

Iproma ofrece a sus clientes la posibilidad de gestionar sus propios laboratorios a través de servicios de outsourcing a medida. Esta iniciativa va dirigida a empresas u organismos que dispongan de laboratorio medioambiental y que quieran externalizar o delegar toda o parte de la gestión del mismo en manos expertas y experimentadas. Entre las ventajas de este tipo de servicios, y más en tiempos de crisis, destaca la reducción de costes directos e indirectos derivados de equipos, mantenimiento de los mismos, reactivos, materiales y otros. Además, permite la implantación y/o gestión de sistemas de calidad, mejorar la metodología analítica, formación de personal, auditorías y asesoramiento técnico.

Normas