Empresas vintage
La empresa nació hace más de un siglo y su éxito radica en la innovación y la fortaleza de sus productos.
La empresa nació hace más de un siglo y su éxito radica en la innovación y la fortaleza de sus productos.

Samsonite, las maletas de Sansón

La compañía debe sus inicios a un emprendedor natural de Colorado, Jesse Shwayder (1882-1970)

La firma nació en la América de la fiebre del oro, en el inicio de los grandes viajes en Estados Unidos

Del negocio de la fiebre del oro en EE UU salían otros muchos negocios accesorios. Tiendas, saloons, carretas..., todo aquello que necesitaran los aventureros. Incluso maletas. En esa época, en la que en Estados Unidos comenzaban los grandes viajes internos, surgió Samsonite. La marca siempre quiso transmitir a sus clientes la imagen de fortaleza en sus maletas. Valga como ejemplo la primera publicidad de la firma estadounidense. En 1916, para demostrar la resistencia de sus productos de manera gráfica, los Shwayder, fundadores de la empresa, tomaron una fotografía que llegaría a ser un espectacular reclamo. Los cuatro hermanos y su padre, Isaac, se subieron a una tabla colocada sobre una maleta abierta, bajo el lema “strong enough to stand”, algo así como “tan fuerte que resiste”.

Cronología

1910. Nace en Denver (Colorado, EE UU) la compañía de maletas Shwayder Trunk Manufacturing, el germen de Samsonite. Fue fundada por Jesse Shwayder.

1912. A los dos años de funcionamiento, el fundador invita a sus hermanos y padres a formar parte de la empresa. Cambia el nombre a Shwayder Bros.

1916. Para demostrar la fortaleza de sus productos, los cinco Shwayder miembros de la empresa se suben a un tablón encima de una maleta. Es su primera campaña publicitaria.

1918. Anuncio para los almacenes Macy’s.

1924. Nueva factoría en Denver.

1939. La compañía lanza la colección Samsonite.

1941. La empresa se vuelca en la producción bélica para la Segunda Guerra Mundial.

1956. Línea Ultralite, de maletas sin marcos de madera.

1965. La compañía pasa a denominarse Samsonite gracias al éxito de la colección con ese nombre.

1969. Línea Saturn, con carcasa plástica.

1970. Fallece el fundador. Le sucede su hijo King Shwayder. Además, la empresa introduce en EE UU y Canadá los famosos juguetes Lego.

1973. Los herederos venden la empresa al grupo alimenticio Beatrice Foods.

2007. La firma CVC Capital Partners, de capital riesgo, se hace con la compañía tras varias décadas de cambio de propietarios.

2011. Sale a Bolsa en Hong Kong y la sede se traslada a Luxemburgo.

2013. CVC y el banco RBS venden su participación.

La compañía centenaria de fabricación de equipajes debe sus inicios a un emprendedor natural de Colorado, Jesse Shwayder (1882-1970). Creció en Denver, una región montañosa y llena de oportunidades por los colonos que llegaban o iban de paso hacia el oeste. Durante su juventud, aprendió los conocimientos básicos sobre la construcción de equipajes en la tienda almacén de su padre. Y vio que había una demanda creciente ya que más y más gente viajaba de costa a costa buscando fortuna. Encontró trabajo como representante comercial de un fabricante de maletas en Nueva York. Cuando cumplió 28 años, Shwayder ya había reunido el dinero necesario y, cada vez más convencido de las oportunidades económicas en el creciente negocio del equipaje, utilizó toda su fortuna de 3.500 dólares para fundar la Shwayder Trunk Manufacturing Company en 1910. Para su segundo año de actividad, Shwayder fue capaz de compartir su éxito e invitó a su padre y sus tres hermanos a ayudarle a gestionar el negocio. Cambió entonces el nombre de la firma por el de Shwayder Bros. Inc. En 1918, los Shwayder lanzaron su primera gran campaña publicitaria, en Macys, y en 1924 crean una nueva factoría en el sur de Denver.

La empresa no apostó por entrar en una guerra de precios, sino que desde el principio quiso fabricar maletas de calidad. De ahí el anuncio subidos al tablón. Y para reflejar la durabilidad y resistencia de sus primeros productos, los Shwayder llamaron Samson a una de sus primeras colecciones, en honor al personaje bíblico. Más tarde, en 1939, la empresa lanzó una colección cuyo nombre pasaría a ser el más reconocido de la industria del equipaje: fue la exitosa colección Samsonite. El nombre de este producto se hizo tan popular durante los siguientes 25 años que la familia Shwayder decidió cambiar la denominación de la compañía por la de Samsonite Corporation en 1965.

En plena Segunda Guerra Mundial su factoría dejó de fabricar baúles para unirse a la causa produciendo material bélico. Una vez que se volvió al negocio tradicional, la empresa avanzó gracias a las innovaciones en sus productos. En 1956 introdujo la serie Ultralite: fue la primera vez que se abandonaba la construcción de las maletas con un marco de madera en favor de modelos de inyección plástica.

En 1969 sacó al mercado la primera maleta de polipropileno, llamada Saturn, con carcasas formadas con moldes de inyección. Esta tecnología revolucionaria se convirtió en la técnica de fabricación más aceptada para producir maletas rígidas. En 1974 llega otro de los avances que cualquier valija incorpora hoy en día: las ruedas. Samsonite las añade a la colección Silhouette. Aunque previamente la compañía había sufrido algunos cambios.

Intentando diversificar su negocio, en 1970 decidió ser el primer importador de los productos Lego en EE UU y Canadá, que hasta entonces no habían cruzado el Atlántico. También ese año muere el fundador y se produce la sucesión al frente de los intereses familiares. King Shwayder, el hijo de Jesse, asumió el liderazgo de la empresa lanzando nuevas colecciones y reforzando la apuesta por salir al exterior. En los primeros setenta, Samsonite ya operaba en Japón, Holanda, Gran Bretaña, Bélgica y España, entre otros países. En esos años, además, comienza a abrir plantas de producción en EE UU, México y otros países de Europa.

Una publicidad de Samsonite de los años sesenta.
Una publicidad de Samsonite de los años sesenta.

Pero ese liderazgo dura poco. En 1973 los herederos venden la empresa al gigante de la alimentación Beatrice Foods, una compañía que comenzó fabricando mantequilla en Nebraska y que al cabo de los años se hizo con decenas de marcas de alimentación. Desde que la familia se deshiciera de Samsonite, la firma ha pasado por distintas manos, en muchos casos muy alejadas del negocio original. En las últimas décadas, fue el gestor Malcom Candlish, con experiencia como ejecutivo del sector de la alimentación, quien dirigió la compañía, con el énfasis de reducir costes, lanzar nuevos productos y llevar de camino al siglo XXI una marca con cien años de vida.

En 1986 volvería a cambiar de manos, en esta ocasión Beatrice lo vendió a Kholberg, Kravis & Roberts. 15 meses después, la firma creó una división, E-II, que controlaba el negocio de las maletas, entre otros. Luego de seis meses la matriz fue comprada por American Brands, que a su vez fue adquirida por el millonario judío de las finanzas Meshulam Rikli.

De E-II, Samsonite volvió a emerger en una subsidiaria llamada Astrum International. Y en 1995 volvió a ser una compañía independiente. Aunque no con buenas noticias. En 2001 cerró la fábrica de Denver; en 2007, la firma de capital riesgo CVC Capital Partners compró la empresa; en 2009 declaró su bancarrota técnica e inició una profunda reestructuración. Se llevó su sede a Luxemburgo y en 2011 comenzó a cotizar en la Bolsa de Hong Kong. En 2013, CVC y el banco RBS han salido del capital, vendiendo su participación por 398,3 millones de euros.

La compañía continúa mientras tanto lanzando sus innovaciones, como la línea Cosmolite, realizada con un material al que han bautizado como curv, el más ligero y resistente de la gama. Todo por seguir siendo el rey de las maletas.

Una marca en la televisión y en el cine

Publicidad de Samsonite de 1967.
Publicidad de Samsonite de 1967.

Desde la primera foto publicitaria de los hermanos Shwayder subidos al tablón sobre una de sus maletas, ha pasado casi un siglo. Después llegaría el primer anuncio en Macy’s. Y muchos más... En EE UU, la marca ha crecido al calor del consumo y de la publicidad en la televisión, como en el caso de otras grandes compañías nacionales. Sus anuncios se exhibieron en todo tipo de revistas, como Vogue, desde el inicio. De hecho, han aparecido en una campaña ficticia en la serie Mad Men, donde la agencia Sterling Cooper trabaja en una publicidad con el lema “El campeón”. La idea que ha transmitido Samsonite es la de fortaleza. Un comercial de televisión de los noventa mostraba a un turista al que se lleva por delante un encierro de San Fermín. La maleta queda intacta, por supuesto.

También han aparecido en filmes de James Bond o más recientemente en la serie Modern Family. Además, la empresa cedió 40 maletas de sus colecciones Cubelite, Firelite, Litesphere, Avior o Star Wheeler para el rodaje de Los amantes pasajeros, para las secuencias rodadas a pie de pista en la última película de Pedro Almodóvar.

Normas