Ante el comité ejecutivo del PP
El jefe del Gobierno y líder del PP, Mariano Rajoy junto a la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedad, al inicio de la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del partido.
El jefe del Gobierno y líder del PP, Mariano Rajoy junto a la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedad, al inicio de la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del partido. EL PAÍS

Rajoy: agosto fue el mejor mes para el empleo desde el año 2000

A finales de febrero de 2013, el número de parados registrados en los servicios públicos de empleo alcanzó un nuevo máximo histórico, al superar los 5,04 millones de personas. Desde esa fecha, esa cifra ha caído durante cinco meses consecutivos (el último dato de julio fue de 4,69 millones), lo que ha supuesto la salida de 350.000 personas de las listas del paro. Agosto no va a ser una excepción y todo apunta a que servirá para que la reducción del desempleo sume su sexto mes consecutivo. 

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy fue el que ha avanzado esta posibilidad en su comparecencia ante el Comité Ejecutivo Nacional. De hecho ha sido la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, la que comunicó este dato en rueda de prensa posterior a la reunión. Fuentes populares añadieron además que el dato acumulado en los ocho primeros meses será el mejor de la serie histórica desde 1999. Esto significaría que entre enero y agosto de este año se habría producido la salida de 400.000 personas del registro oficial de parados. Esta reducción, sin embargo, no se habría producido por un cambio de tendencia en el mercado laboral, donde la destrucción de empleo aún sigue avanzando.

En julio, el número de afiliados del sistema bajó hasta los 16,42 millones, lo que supone un descenso del 3,56% respecto al mismo mes del ejercicio anterior. En términos absolutos, la caída supera los 600.000 puestos de trabajo. En este resultado ha tenido mucho que ver el fuerte descenso de la población activa, como consecuencia del profundo desánimo entre la población ante la falta de expectativas y el crecimiento del paro de larga duración (aquel que se prolonga al menos durante dos años). El último dato de la Encuesta de Población Activa, correspondiente al segundo trimestre de 2013, muestra como la población activa en España bajó hasta los 22,7 millones, lo que supone un descenso de 76.100 personas en un trimestre y de 349.100 en doce meses. Esa pérdida ha sido más intensa entre el colectivo de los extranjeros, más afectado por la pérdida de puestos de trabajo. El ritmo de destrucción ha sido el doble que en el caso de los afiliados españoles.

Si finalmente se confirma esta reducción del paro registrado, las arcas del Estado también resultarán beneficiadas en la medida en la que el volumen de prestaciones irá disminuyendo. En julio, el gasto en prestaciones se situó en 2.402 millones, lo que supuso un descenso del 3,80% respecto a junio y un 5,55% en tasa anual. En esta reducción también juega un papel decisivo el cada vez mayor número de parados sin prestación. De los 4,6 millones desempleados que había en junio, 1,8 millones no percibe nada.

De hecho, el gasto en prestaciones recogido en los Presupuestos Generales del Estado ha ido cayendo en paralelo al menor número de parados y al menor número de desempleados protegidos. Para este año, el Gobierno calcula que deberá gastar 26.993 millones en estas partidas, un 6,3% menos que hace un año. En términos absolutos, el ahorro supera los 1.800 millones de euros.

Normas