Solo el 6% vende sus productos por internet y apenas un 12% los exporta
Los artesanos del siglo XXI suspenden en venta online

Los artesanos del siglo XXI suspenden en venta online

Un paseo por la plataforma online DaWanda permite encontrar pendientes con forma de brownies, cestas que imitan a un cisne, todo tipo de exquisiteces culinarias, relojes de pulsera hechos de madera y gorros con orejas de conejo para bebés. Un manantial de ideas de regalos únicos y caprichos originales, detrás de los que se esconden las manos de un artesano del siglo XXI. Algunos artistas acaban de irrumpir en el gremio, atraídos por el auge del Do It Yourself o Hazlo Tú Mismo; una filosofía que promueve la creatividad y la productividad de cada persona.

A pesar del interés creciente por los productos hechos a mano, solo el 6% de los artesanos españoles vende sus artículos online y apenas un 12% los exporta, según un estudio del Ministerio de Industria sobre la competitividad de las pequeñas y medianas empresas artesanas publicado en 2011. “En el mercado online está la gente joven, pero nos perdemos una parte muy importante del hecho a mano si no hacemos un esfuerzo”, estima el responsable de DaWanda en España, Alberto Lorente. La plataforma para la que trabaja pone en contacto a productores de artesanía y compradores.

Por este motivo, la compañía está manteniendo conversaciones con organismos públicos que cuentan con fondos para acercar a todos los artesanos las ventajas de internet. Ese mismo informe destaca que las empresas artesanales contribuyeron en 4.000 millones de euros al PIB en 2008, último año del que hay cifras, lo que representó un 0,4% del mismo aquel año. 

¿Cuál es el objetivo de DaWanda? “Basically, change the world.” Así contesta, con voz seria y optimista, Claudia Helming, directora global de esta plataforma de comercio electrónico y social. Helming y su socio, Michael Putz, decidieron crear en 2007 “una organización que ayude a los diseñadores para que puedan ganarse la vida con sus pasiones, con sus sueños; que lo hagan de otra manera y que no tengan que estar siempre dependiendo de empresas grandes y estructuradas”, explica la directora de la empresa.

“Es una propuesta muy interesante, que da mucha visibilidad, por ejemplo, a chicas que han perdido su trabajo y se escudan en el hecho a mano”, relata Beatriz Portela, coordinadora de El Club del Hanmade en Madrid, una asociación donde recuperar el hecho a mano. “Se trata de enseñarnos entre nosotras, de mantener la mente activa y de aprender cosas nuevas. Es el poder de hacerlo tú. Aunque ahora es casi más económico comprarlo hecho, porque los materiales han subido (de precio) una barbaridad”.

Solo en España DaWanda sirve de red a 2.750 tiendas online y a 220.000 en el mundo. Siete veces más volumen que El Corte Inglés, que contaba con unos 31.000 proveedores en su informe económico de 2011.

¿Cómo seleccionan los productos que se incluirán en la plataforma? “Confiamos en la propia regulación del mercado”, afirma Lorente. Según los datos que ofrece DaWanda, cada minuto se vende una prenda de ropa, cada 30 segundos algún accesorio y cada 20, una joya. Aunque no es la única plataforma que gestiona la compraventa de productos hechos a mano, Lorente asegura que “la diferencia está en el tamaño”, porque manejan más de 3,5 millones de productos y tienen 13 millones de visitas al mes.

Para Juana Morales, representante de Lana Connection, un club donde elaboran piezas de lana con las que luego decoran el mobiliario urbano, “lo fenomenal en DaWanda es que no solo se centran en el comercio, sino que impulsan numerosas actividades relacionadas con el Do It Yourself. Intentan conseguir que se sepa apreciar el valor de lo que se está vendiendo.”

Los pagos pasan de comprador a vendedor. Al comprar en una de las tiendas online, el dinero se está mandando directamente al propietario y la plataforma gana una comisión del 5%.

DaWanda cuenta con 150 empleados repartidos por las oficinas de Alemania, España, Polonia e Italia, y las diferencias entre los países son significativas. “En España, la cultura del Hazlo Tú Mismo no está tan extendida como en Alemania y trabajamos mucho con las diferentes asociaciones que se van creando”, explica Lorente.

Normas