Defienden que ayudó a acelerar el despliegue del 3G
Luis Antonio Malvido, consejero delegado de Telefónica Czech Republic.
Luis Antonio Malvido, consejero delegado de Telefónica Czech Republic.

Telefónica y T-Mobile negocian prorrogar su pacto para compartir redes en Chequia

Los socios defienden la generación de sinergias

Telefónica Czech Republic y T-Mobile Czech Republic, filial checa de Deutsche Telekom, han comenzado a negociar la consolidación de sus redes 2G y 3G como continuación del plan de compartición de infraestructuras móviles implementado por ambas compañías en 2011 y 2012.

Según explicaron ambas compañías, este plan, el primero activo en Europa, ayudó a acelerar el despliegue de las redes 3G en las ciudades más pequeñas del país. El objetivo del acuerdo que ahora se comienza a negociar pasa por crear una cobertura 2G y 3G de calidad en la República Checa. La transacción generaría importantes beneficios para los usuarios y eficiencias para ambos socios.

“Hemos compartido parte de nuestra infraestructura de 3G con T-Mobile durante más de dos años y gracias a esta cooperación podemos proporcionar mejor calidad de servicio y mejor cobertura geográfica a nuestros clientes de O2. Basados en esta experiencia y en la de otros países, creemos que la compartición de redes es la clave para ofrecer redes de calidad”, ha señalado Luis Malvido, consejero delegado de Telefónica Czech Republic.

En esta línea, Milan Vašina, consejero delegado de T-Mobile Czech Republic, afirmó que “estamos pensando en seguir implementando el modelo que hemos venido utilizando, es decir, dividir el país en dos regiones, siendo cada una de ellas gestionada por cada uno de los operadores”. El directivo añadió que “esta cooperación supondrá un mejor servicio para los clientes, pero también servirá para eliminar de forma gradual algunas de nuestras antenas menos eficientes, impactando así de forma positiva en el medio ambiente”.

Telefónica y T-Mobile indicaron que el acuerdo se está preparando con el objetivo de generar eficiencias en las actuales redes y tecnologías y por lo tanto no guarda relación con ninguna nueva tecnología ni con futuras subastas de espectro. Ambas partes esperan cerrar el acuerdo antes de que acabe el año para poder implementarlo en 2014.

Normas