Paga 0,0001 euros por acción
Una de las factorías de Pescanova en Chapela (Vigo).
Una de las factorías de Pescanova en Chapela (Vigo).

Carolina Masaveu compra el 3,7% de Pescanova por 107 euros

Carolina Masaveu Herrero ha declarado una participación del 3,741% en Pescanova, con lo que emerge como uno de los accionistas de referencia del grupo alimentario. En concreto, la inversora, una de las herederas de la familia Masaveu, posee un total de 1,075 millones de títulos de la compañía, en concurso de acreedores desde el pasado mes de abril.

La operación se cruzó el pasado 20 de agosto y se clasifica como una transacción de valor suspendido. De acuerdo al boletín de la Bolsa de Barcelona, Carolina Masaveu pagó 0,0001 euros por acción con un desembolso total de 107 euros. El intermediario comprador fue Mercavalor y el vendedor, BBVA. Expansión informa de que el vendedor ha sido el fondo de inversión estadounidense Capital Research.

Carolina Masaveu posee esta participación a través de Crisgadini, firma de la que es titular y administradora única, con lo que se convierte en uno de los accionistas de referencia de Pescanova junto a su expresidente Manuel Fernández de Sousa (7,5%), Damm (6,2%) o los fondos Luxempart (5,83%) y Silicon Metals (5%), entre otros.

La sociedad controlada por Masaveu comunica esta participación tras haber superado el umbral del 3% al comprar acciones el pasado 20 de agosto en el Mercado de Operaciones Especiales de la Bolsa de Barcelona a través de operaciones sobre títulos con cotización suspendida, indicó en una información adicional remitida al supervisor bursátil.

Esta no es la primera vez que el accionariado de Pescanova sufre cambios desde que estalló la crisis del grupo. Así, ya en junio la CNMV acordó dar de baja las participaciones de una sociedad portuguesa (Alquiere-Comercio Internacional) y otra islandesa (FBA-The Icelandic Investment Bank), que sumaban un total del 10,05% de la compañía, a la vista de la “existencia de irregularidades”.

Junta de accionistas

Pescanova celebrará el próximo 12 de septiembre su junta general extraordinaria de accionistas, en la que aprobará el cese de todos los miembros del actual consejo de administración para la recomposición del mismo, al tiempo que designará un nuevo presidente, tras la dimisión de Fernández de Sousa.

En concreto, los accionistas nombrarán un nuevo consejo y fijarán el número de miembros, actualmente once, al tiempo que analizarán la información sobre el estado de la situación de la compañía.

La firma establece en sus Estatutos que el consejo de administración estará integrado por un número de miembros no inferior a tres ni superior a quince, al tiempo que recuerda que los accionistas que representen al menos el 5% del capital social podrán presentar propuestas de acuerdo sobre los asuntos incluidos en el orden del día.

Se trata de la primera junta de accionistas desde que estallara la crisis de Pescanova, en concurso de acreedores, con varios directivos y consejeros imputados, entre ellos Fernández de Sousa, que no estará al frente en esta ocasión, tras dimitir el pasado 17 de julio.

La renuncia de Fernández de Sousa se produjo después de conocerse el informe forense realizado por KPMG para determinar la situación de la pesquera española, que cuantifica la deuda financiera a 31 de diciembre de 2012 en 3.281 millones de euros, con un patrimonio neto negativo de 927 millones de euros.

La firma está pendiente de un plan de viabilidad, que la consultora PwC deberá tener listo antes de celebrarse la junta y que podría contemplar la venta de activos o la capitalización de deuda, tras la correspondiente quita por parte de la banca.

Normas