Los sindicatos piden retrasar los despidos
Sede de Catalunya Banc
Sede de Catalunya Banc REUTERS

Catalunya Banc ratifica su propuesta de mínimos para el ERE

El banco defiende despidos a 20 días por año con un tope de 12 mensualidades

La dirección de Catalunya Banc se ha mantenido hoy inflexible y ha ratificado su propuesta de pagar el mínimo legal por los despidos en la entidad, una postura que ha indignado a los sindicatos, que piden retrasar los despidos y el cierre de oficinas, entre otras propuestas de flexibilidad.

Fuentes sindicales han explicado a Efe que este es el balance de la reunión que han mantenido esta mañana ambas partes para hablar sobre el ERE en la entidad, que los sindicatos calculan que puede afectar a un máximo de 2.453 personas.

Ante el “inmovilismo” de la dirección del banco nacionalizado, que quiere pagar por despido 20 días por año trabajado con un tope de 12 mensualidades -que podrían ser 18 meses como máximo, en caso de que el resto de la plantilla se bajara el sueldo un 15 %- los sindicatos han hecho una propuesta conjunta basada en tres puntos.

En primer lugar, han propuesto modificar el calendario del proceso para que no haya ni despidos ni cierre de oficinas este año, sino que la culminación de todo este proceso se alargue hasta 2015.

En segundo lugar, los sindicatos plantean que todas las medidas que se pacten partan de la voluntariedad de los afectados, y también reclaman que los mayores de 50 años no queden blindados del ERE, para facilitar que haya prejubilaciones.

Los sindicatos del banco consideran que no tiene sentido hacer ahora un ajuste brutal de plantilla porque el futuro comprador de la entidad puede que no necesite un recorte de personal tan grande, y por ello quieren que no haya un solo despido ni cierre de oficinas al menos hasta 2014, mientras que la dirección quiere un ritmo mucho más acelerado.

Aunque en la reunión algún sindicato ha estado a punto de levantarse de la mesa de negociación ante el planteamiento “impresentable” de la dirección, finalmente se ha acordado esperar a la reunión del lunes día 26.

Y es que los sindicatos se quejan de que el proceso negociador ha arrancado con las “peores condiciones de despidos” de la banca española y también las peores en comparación al resto de entidades nacionalizadas, entre ellas Bankia.

Es por ello que si no hay avances en los próximos encuentros ya se plantean convocar movilizaciones, dado que en principio el ERE afecta a un tercio de la plantilla del grupo.

El director general del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Antonio Carrascosa, aseguró a finales de julio que la venta de Catalunya Banc “podría ser en octubre”, un proceso que, según dejó claro, “no puede volver a cerrarse en falso”.

Catalunya cerró el primer semestre del año con un beneficio neto atribuido de 183 millones de euros, frente a los 1.444 millones de euros que perdió en el mismo período de 2012, fruto, en parte, del proceso de canje de preferentes y deuda subordinada.

La entidad que preside José Carlos Pla, cuyo nombre comercial es CatalunyaCaixa, ha sido recapitalizada con más de 12.000 millones de euros de ayudas públicas y ha traspasado a la Sareb, el llamado banco malo, los activos inmobiliarios superiores a los 100.000 euros.

Normas