Fallece la cofundadora de Inditex
La presidenta de la Fundación Paideia, Rosalía Mera, fundadora de Zara junto a su exmarido Amancio Ortega. EFEArchivo Ver fotogalería
La presidenta de la Fundación Paideia, Rosalía Mera, fundadora de Zara junto a su exmarido Amancio Ortega. EFE/Archivo EFE

Rosalía Mera, la millonaria volcada en los desfavorecidos

La única mujer española en el ranking de los más ricos del mundo de la revista Forbes no respondía a los tópicos habituales: ni de multimillonaria ni, desde luego, de ex mujer de multimillonario. A Rosalía Mera, fallecida el jueves en A Coruña tras sufrir un derrame cerebral mientras pasaba unos días en Menorca, se la conocía por sus facetas empresarial y fliantrópica tanto o más que por el grosor de su cuenta corriente, cifrada por la revista Forbes en 4.700 millones de euros.

La cofundadora del imperio Inditex nació en 1944 en el popular barrio coruñés de Monte Alto en una familia humilde. Comenzó a trabajar como costurera con trece años en La Maja, una tienda de ropa de la comercial calle San Andrés de A Coruña, donde coincidió con el que sería su esposo y cofundador del emporio Inditex.

En 1962 creó, con los hermanos Ortega y otra socia, la empresa GOA, embrión de lo que luego sería Zara, una pequeña tienda de batas de boatiné, las populares prendas acolchadas rellenas de guata. “En el proyecto y en la realización trabajamos el que fue mi marido, un hermano de él, una cuñada y yo. Para mí, como para todas las mujeres, el amor es muy importante y, como la idea partía del hombre que quería, la hice mía y me dediqué a su realización hasta que tuve mi segundo hijo. Aquello podría ser una aventura, pero no exenta de lógica. ¿Por qué teníamos que vender nosotros lo que otros hacían? ¿Por qué no podíamos invertir el proceso? Nos pusimos a hacer prendas para que otros las vendiesen y funcionó”, relató Mera en una entrevista sobre los inicios del proyecto textil con Amancio Ortega, su hermano Antonio y su hermana Josefa.

En 1986 crea la fundación Paideia de ayuda a las personas con discapacidad

La Fundación Paideia

Rosalía tuvo dos hijos con Amancio Ortega, de quien se divorció en 1986: Sandra, con la que estaba de vacaciones en Menorca cuando tuvo el accidente vascular, y Marcos, que nació con una discapacidad. Fue la la discapacidad de su hijo la que, en sus propias palabras, cambió su vida: "un vuelco absoluto en la gestión de su tiempo", comentó en una de las escasas entrevistas que concedió. El mismo año de su separación, Mera creó la Fundación Paideia, que impulsa la integración social de colectivos vulnerables y de la mujer en Galicia, con oficina frente al Ayuntamiento coruñés.

En la actualidad la Fundación Paideia convoca cada año un certamen con el nombre de Marcos Ortega Mera para premiar trabajos que traten la integración social de las personas con discapacidad. Desde 1999 presidía y dirigía Trébore, empresa de economía social que apoya la inserción laboral de personas en riesgo de exclusión social.

Pese a esta labor social, Mera continuó una carrera empresarial. Además de ser la segunda accionista de Inditex (actualmente tenía el 6,99%) y haber sido consejera del grupo hasta casi 20 años después de su separación de Ortega , tenía una participación en la biotecnológica Zeltia e inversiones en otras empresas del sector, además del 30% de la cadena hotelera Room Mate.

Se mostró contraria a los recortes, y sus nietos estudian en un colegio público

También creó el Centro de Iniciativas Empresariales Mans en A Coruña, un vivero para promover iniciativas empresariales en los sectores de tecnología o audiovisual.

En 2007 recibió la Medalla de Oro al Mérito al Trabajo del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales y previamente, en 2004, la Xunta de Galicia le concedió la Medalla Castelao por la defensa de los derechos de las personas con discapacidades.

Apoyo a movimientos sociales

Pese a su condición de millonaria y a su habitual discreción, Mera declaró sus simpatías por el movimiento de los indignados de la Puerta del Sol (el movimiento 15M) y en una de las pocas entrevistas que concedió en su vida confesó que vestía ropa de Zara y que no le gustaba vestir de manera convencional.

También fue discreta cuando se mezcló en multitudinarias protestas ciudadanas tras el desastre del petrolero Prestige.Persona hecha a sí misma, Rosalía Mera siempre defendió el trabajo en equipo y la innovación. “Hay que arriesgarse a fallar, lo que no podemos es repetir. Estamos obligados a cambiar”, decía en 2011 al recibir un premio en Bilbao.

Más recientemente defendía en A Coruña los “valores comunitarios” del “bien común” y, en mayo de 2012, en plena crisis económica, señalaba en la presentación del disco del grupo gallego “Luar na Lubre” que al comienzo de la recesión se hablaba de la regeneración del capitalismo, un concepto “ya olvidado”.

Los nietos de Rosalía Mera estudian en una escuela pública, “donde están con niños que pueden y que no pueden”, contó en una entrevista concedida a Iñaki Gabilondo para Canal + en la que relató su infancia en una casa de 70 metros cuadrados en donde convivían 12 familiares.

Mera también se posicionó en contra de los recortes en sanidad y educación. “Si regateamos en el tema de la salud, de la infancia, de la educación, nos estamos haciendo un flaquísimo favor”, aseguró a los medios el pasado mes de mayo.  También se manifestó en contra de la reforma de la Ley del Aborto en España promovida por el ministro Alberto Ruiz Gallardón y expresó su confianza en que la nueva propuesta de ley “no salga adelante” para que “se deje como está” la norma porque, en su opinión, “está muy bien”. 

Hasta el final no renunció a sus orígenes humildes y, en en 2012, expresó recuerdos “magníficos” de su infancia, pese a las dificultades económicas de la época.  Dijo que le gustaban los oficios de su barrio y que le encantaba “el olor a pintura” y los recuerdos de su padre, un hombre que era capaz de “arreglarlo todo”.  Además, valoró el espíritu “ambicioso” que mostraba su madre y destacó que alcanzase su deseo de montar una carnicería.

Fue una mujer que a los once años se creía mayor y que se sintió “vieja” a los 40, cuando tuvo que hacer frente a la discapacidad de su hijo y a su divorcio. Sin embargo, pese a estas circunstancias confesó haber salido “fortalecida” de ambos traumas, que le hicieron volcarse tanto en sus negocios como en la labor altruista de su Fundación.

Preguntada por Gabilondo en la entrevista para Canal + por sus declaraciones en las que se definía como persona “de izquierdas” contestó: “Cuando uno procede de donde procede no se puede ser de otra manera”.

Al albur de la Fundación Paideia, esta inversora también creó el Centro de Iniciativas Empresariales Mans, que preside en la actualidad. Se trata de un vivero de empresas para ayudar a poner en marcha ideas innovadoras en torno a los sectores de las nuevas tecnologías, como la telemática o las actividades audiovisuales. Pretende ser germen y marco para la promoción y desarrollo económico, productivo, social y cultural de sectores empresariales emergentes.

Normas
Entra en El País para participar