Los recursos de la ‘hucha de las pensiones’ cayeron un 5,7% en 2012
La ministra de Empleo, Fátima Báñez.
La ministra de Empleo, Fátima Báñez. EFE

La Seguridad Social pagará la extra de Navidad con el Fondo de Reserva

El Ministerio de Empleo retiró en julio 4.500 millones de euros del Fondo de Reserva de la Seguridad Social para hacer frente al pago de la nómina extraordinaria de las pensiones y la liquidación trimestral del IRPF. Es la tercera vez que la cartera de Fátima Báñez recurre a la hucha de las pensiones. Y las estimaciones apuntan a que deberá echar mano una vez más de los recursos del fondo para abonar la paga extraordinaria de los pensionistas en diciembre próximo.

Estos desembolsos se enmarcan en una situación de déficit del sistema de la Seguridad Social, que este año se colocará en torno a los 14.000 millones de euros al cierre de 2013, según las estimaciones de ingresos y pagos del sistema. Los números rojos se explican tanto por la reducción de la recaudación líquida por cotizaciones sociales, como por el importante crecimiento de la cuantía agregada de la factura de pensiones, que avanza a una tasa anual del 3,85%.

En 2011, el fondo de reserva había llegado a atesorar casi 67.000 millones de euros, más del 6% del PIB, según el informe anual de la Secretaría de Estado de la Seguridad Social. Pero en 2012, el Gobierno se encontró con que los ingresos en la Tesorería de la Seguridad Social no eran suficientes para abonar las pagas extraordinarias de julio y diciembre a más de ocho millones de pensionistas. La alta tasa de destrucción de empleo por encima del 4,5% se tradujo en una constante caída de los ingresos por cotizaciones sociales y el déficit rozó los 12.000 millones.

Por ello, el Ejecutivo decidió utilizar por primera vez la hucha de las pensiones y, en 2012, extrajo 7.003 millones de euros. Fue el primer año, desde su primera dotación en 2000, en el que los recursos disminuyeron con respecto al anterior. Esta pérdida fue del 5,7%, es decir, 3.806 millones menos, puesto que la utilización de los 7.003 millones citados se vio compensada por los rendimientos del propio fondo y las dotaciones de los excedentes de las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales.

La caída de cotizantes y el alza de pensionistas agotan las reservas

Empleo se encontró, de nuevo en julio de 2013, con 9.800 millones de euros de saldo en la Tesorería y unos 14.000 a abonar el primer día hábil de julio, por lo que fue necesario reabrir la hucha de las pensiones.

Así, el 1 de julio, este ministerio dispuso de 3.500 millones de euros para abonar la paga veraniega. Y tan solo 21 días después, extrajo otros 1.000 millones de euros, esta vez para financiar la liquidación del IRPF de las pensiones, que corre a cargo de la Seguridad Social: 500 para la correspondiente a la paga ordinaria y 500 para la extra, según fuentes ministeriales. Aunque el gasto a ingresar a Hacienda estaba ya cifrado en junio, no se dispuso del dinero hasta el día 22 del mes siguiente “para optimizar la gestión financiera del Fondo y obtener los máximos rendimientos posibles”, añaden estas fuentes.

Hasta ahora, no se ha planteado ninguna medida que pueda hacer pensar que, al final del ejercicio, el problema de efectivo para abonar la extraordinaria de Navidad habrá desaparecido. El presupuesto de gasto en pensiones de la Seguridad Social para 2013 es de algo más de 106.000 millones de euros, que dividido entre 14 pagas (12 mensuales y 2 extraordinarias), obliga al Ejecutivo a entregar en diciembre casi 7.600 millones de euros a los pensionistas.

 

¿De qué recursos se nutre?

Además de los ahora inexistentes excedentes de la Tesorería General de la Seguridad Social y de las aportaciones extraordinarias aprobadas por el Consejo de Ministros cada año desde 2000, excepto en 2009, 2011 y 2012, el Fondo de Reserva se nutre también de los rendimientos propios de las inversiones que se hacen con sus activos. “El fondo siempre nació con la intención de invertir en España”, apuntan en este sentido desde el Ministerio de Empleo.

Hoy, más del 98% de los recursos del Fondo de Reserva se encuentra en activos financieros. La liquidez es de apenas un 1,6%, es decir, unos 980 millones de euros. Si se observan los activos por países, en 2011, casi el 90% corresponde a deuda pública española, un porcentaje que se incrementó en 7 puntos porcentuales en 2012. El resto se invirtió en deuda pública de Alemania, Francia y los Países Bajos.

Cuando Empleo necesita disponer de efectivo, los expertos de la Comisión de Gestión del Fondo de Reserva tienen que decidir qué tipo de activos financieros venderán para que la rentabilidad sea positiva y que el fondo no pierda aún más recursos.
De esta manera, el rendimiento acumulado del Fondo de Reserva, desde su activación en 2000 hasta el año pasado, se sitúa en un 65,3%, que supone en términos anualizados una rentabilidad del 4,2%.

No obstante, en 2007, el gobierno socialista propuso al resto de grupos parlamentarios que el fondo pudiera invertir no solo en deuda soberana, sino también en renta variable. Esta decisión se tomó con el objetivo de diversificar la cartera de esta reserva, según fuentes oficiales, que hasta entonces solo invertía en euros y en una deuda con una calidad crediticia de triple A.

La apuesta era arriesgada y los grupos de la oposición no apoyaron la reforma. Un año más tarde estalló la crisis y comenzó un largo ciclo de inestabilidad bursátil.

Normas