La llegada del Opel Mokka forma parte de esta estrategia
GM planea retirar producción de Corea para traer parte a España
REUTERS

GM planea retirar producción de Corea para traer parte a España

Las huelgas en las fábricas surcoreanas y sus crecientes costes laborales han llevado a General Motors a reducir, de forma paulatina, el peso del país en su mapa productor.

El gigante estadounidense de la automoción, General Motors, ha comenzado a reducir de forma gradual la producción en las factorías que mantiene en Corea del Sur, fruto de la compra del fabricante local Daewoo en 2002. La creciente inestabilidad en sus plantas, con sucesivas huelgas, y los mayores costes laborales respecto a otras situadas en mercados clave para GM, ha llevado a la compañía a iniciar un proceso que ya tuvo su primer resultado con la llegada, a partir de la segunda mitad de 2014, del todocamino Opel Mokka a Figueruelas.

Según detalla la agencia Reuters, Corea del Sur representa algo más del 20% de la producción global de GM, con un total de 9,5 millones de automóviles al año, de los cuales el 80% se destina a la exportación. Algo que es propio de aquel país, el séptimo del mundo en materia exportadora en el sector del automóvil. Además, allí se fabrican el 40% de los Chevrolet que se venden en todo el mundo.
Pero las negociaciones con los sindicatos de estas fábricas para la revisión anual de sus convenios han roto la relación de más de una década. Los trabajadores llevaron a cabo en julio, durante 13 días, sucesivos paros parciales en cuatro plantas, siguiendo así la misma estrategia que llevaron a cabo el año pasado y que desembocó en la mayor huelga que GMen Corea del Sur ha vivido en la última década, con una pérdida de producción de 48.000 automóviles, equivalentes a 92 millones de dólares (70 millones de euros). A finales de julio llegaban a un acuerdo para cerrar el acuerdo salarial, que incluye primas de hasta 7.000 euros por trabajador. Según defiende GM, los costes laborales del sector en Corea del Sur se dispararon un 119% entre 2000 y 2009, por un 27% en la eurozona.

Menos ventas en Europa

El Opel Mokka llegará a la factoría española de Figueruelas en la segunda mitad de 2014, aunque parte de su producción continuará en Corea. Además, las piezas que llegarán a la planta zaragozana procederán de aquel país. Será un primer paso para que la siguiente generación del todocamino de Opel se implante al 100% en Figueruelas. Y el primero al que puede seguir algún modelo más de la península surcoreana. 

El consejero delegado de General Motors, Dan Akerson, confirmaba hace unos meses que la siguiente generación del Chevrolet Cruze no se fabricará en Corea, donde sí se producirá el Chevrolet Spark. La agencia Reuters cita a España como uno de los destinos probables del Cruze, uno de los modelos más vendidos de Chevrolet junto al Aveo, que también podría seguir el mismo camino del Mokka.

“La imagen de Opel es hoy un obstáculo”

La marca de referencia de General Motors en Europa, Opel, tiene trabajo por delante para mejorar su imagen de marca. No lo dice cualquiera. Así lo afirmaba ayer su consejero delegado Karl Thomas Neumann en una entrevista al diario alemán Handelsblatt, en la que especificaba que “el mayor trabajo que tenemos que hacer es en la marca. Es una pena que la marca Opel sea un obstáculo para nuestros grandes productos, en lugar de ser una ayuda”. Unas declaraciones que ponen de relieve la situación de desventaja en la que se maneja Opel en su mercado local, Alemania, dominado por gigantes como Volkswagen, BMW o Mercedes. La filial de General Motors tiene por objetivo volver a ser rentable en 2016. Para ello, Neumann cree que hay que recuperar la idea que se tenía antiguamente de los Opel:“alemanes, accesibles y emocionantes”. “Tenemos que desemplovar el símbolo de Opel y volver a ser una marca joven, más moderna y por tanto más atractiva”. Dentro de esa estrategia se enmarca el lanzamiento del Opel Adam, destinado de forma específica a ese comprador más joven. Parte de ese trabajo para recuperar el prestigio perdido pasa por acabar con la cultura del descuento, según opina Neumann. “Todos trabajamos en el mercado que tenemos”, afirma, “pero me gustaría posicionar los nuevos modelos fuera de ese círculo vicioso”.
Quien fuera ejecutivo de Volkswagen dice estar “más convencido que nunca de que nos dirigimos hacia la recuperación de la rentabilidad en 2016”, aunque de momento, para este año, se conforma con mantener la cuota de mercado. Opel, que cuenta con la fábrica zaragozana de Figueruelas, se centrará en reforzar su posición en Europa antes de afrontar una mayor expansión.

GMha puesto a Chevrolet en el punto de mira de su estrategia a nivel europeo, junto a su plan para producir sus automóviles alládonde se vendan. En junio, Akerson nombraba a Alan Batey como máximo responsable de la marca a nivel global, puesto desconocido antes en Chevrolet, y también cambiaba a su cabeza visible en Europa. “No lo hemos hecho tan bien como esperábamos en Europa”, declaraba hace unas semanas Akerson.

Normas