La Premier, un año más el campeonato que más invierte
El Sevilla recibió alrededor de 20 millones de euros por el traspaso de Jesús Navas al Manchester City.
El Sevilla recibió alrededor de 20 millones de euros por el traspaso de Jesús Navas al Manchester City.

La Liga logra superávit comercial

La burbuja de fútbol pinchó y la tendencia de la Liga española es convertirse en un campeonato vendedor. La opulencia de Real Madrid y Barcelona ya no tapa las penurias del resto de clubes. No solo se van los grandes futbolistas, sino que jugadores de clase media también emigran en busca de mejores contratos. Como consecuencia, la Liga presenta un superávit comercial de más de 140 millones de euros, el segundo más alto del mundo solo por detrás del campeonato brasileño.

De los cerca de 384 millones de euros ingresados por los clubes españoles en traspasos, el 75% procede de ventas realizadas a otras ligas. Esta cifra coloca a la Liga española como el campeonato que más ha ingresado por fichajes y confirma así la mutación del fútbol español en un mercado vendedor, fruto de las medidas de control financiero puestas en marcha por la LFP, patronal de los clubes, y el Consejo Superior de Deportes, y que imponen una prioridad: recaudar dinero para pagar las deudas. Solo a Hacienda se deben 500 millones.

Hasta 80 jugadores han puesto rumbo al exterior, pero no todos han dejado dinero en caja: 25 futbolistas se marchan de España tras finalizar su contrato y otros 23 regresan a su club de origen tras jugar cedidos en la Liga española.

Este recurso, la cesión, se ha convertido en una socorrida solución para armar plantillas competitivas sin echar la mano a la cartera. Pero no solo sucede en la Liga, se trata de una tendencia general en el mundo del fútbol. En 2012, de acuerdo con los datos de FIFA (Fifa’s Transfer Matching System), solo se pagó por el 12% de los traspasos.

En cuanto al destino favorito de los jugadores de la Liga, Inglaterra se lleva la palma. En lo que va de verano 22 jugadores, 14 de ellos españoles, han dejado España en un éxodo sin precedentes hacia las Islas Británicas. Allí se encontrarán con una nutrida colonia de futbolistas españoles: 31 futbolistas nacionales contando solo la primera categoría del fútbol inglés.

Y como los que se van dejan poco dinero, y ya de por sí no hay mucho, los directores deportivos de los equipos españoles se ven obligados a agudizar el ingenio, puesto que no tienen capacidad para acceder a las ligas punteras. Por ejemplo, de los 49 jugadores que se han incorporado a la Liga procedentes del exterior, solo tres provienen de la Premier y vienen cedidos (Marco Marin, al Sevilla; Suso, al Almería y Oriol Romeu, al Valencia). Solo Barcelona y Real Madrid se permiten alegrías y el resultado es que sus fichajes acaparan 60% de los 243 millones de euros invertidos por los clubes españoles.

La reciente inclinación del Real Madrid por el producto nacional, invirtiendo 60 millones en España, también ayuda a la balanza comercial de la Liga.

La Premier League es un año más el campeonato que más invierte, pero la llegada del magnate ruso Dmitry Rybolovlev al Mónaco y del jeque catarí Nasser Al-Khelaifi al PSG ha cambiado la jerarquía del fútbol europeo. La Ligue 1 es ya el segundo campeonato que más gasta, si bien este crecimiento se apoya en solo dos equipos, responsables el 80%. Así, el Mónaco es el club del mundo que más ha invertido este verano y el PSG le acompaña en el podio solo por detrás del Manchester City.

Normas