Mi toque personal
Pablo Carrington, recuerdos de California y apego a lo francés

Pablo Carrington, recuerdos de California y apego a lo francés

Carrington es un hombre de mundo elegante, de aquellos a los que le gusta cuidar los detalles

De San Sebastián, y con nacionalidad estadounidense y española, vive entre París y Mallorca

Comunidad de Madrid

Con doble nacionalidad, española y estadounidense, la vida de Pablo Carrington, nacido en San Sebastián hace 42 años, transcurre entre París y Mallorca, atendiendo los hoteles singulares y de lujo que gestiona la consultora Marugal, de la que es propietario. Entre ellos se encuentran Le Square (París), Villa Soto (San Sebastián), el recién inaugurado Torralbenc (Menorca), Cap Rocat (Mallorca), Iturregui (Getaria, San Sebastián) o Viura (Rioja alavesa). Licenciado en Económicas por el Boston College (USA), inició su carrera profesional como analista financiero de Citibank en París, pasando después a la consultoría Roland Berger & Partners.

 Carrington es un hombre de mundo elegante, de aquellos a los que le gusta cuidar los detalles y el uso del lenguaje. Por ejemplo, le molesta mucho la mala utilización que se hace del castellano por miedo a ser políticamente incorrectos. “¿Por qué decimos lehendakari cuando nos referimos al presidente del País Vasco pero decimos primer ministro cuando nos referimos al jefe de Gobierno inglés?”, asegura, cuando “por coherencia deberíamos decir prime minister”.

Su relación con los gadgets tecnológicos es delicada. “Los admiro porque facilitan nuestra vida, pero los mantengo a distancia para que no me acaparen. No veo el interés en informar al mundo entero en tiempo real sobre lo que hago”.

 

El toque personal

Pablo Carrington, recuerdos de California y apego a lo francés

Lecturas. Releyó hace poco el libro El sol de los Scorta, de Laurent Gaudé, y le volvió a fascinar tanto como la primera vez.

Aficiones. Entre sus hobbies se encuentran el pádel, el surf, pasear por el campo en cualquier época del año y los mercados de antigüedades como el de Paul Bert, en París, o l’Isle sur la Sorgue, en Provenza. Su museo preferido es el parisino Nissim de Camondo.

Viaje. En algún momento le gustaría viajar a Bután, aunque su lugar favorito es la sierra de Tramontana, en Mallorca.

Hábito. Una taza de té verde de la casa francesa Mariage Frères para iniciar la jornada.

Francés. Sus productos favoritos son los quesos franceses armonizados, por supuesto, con champán.

Infancia. Un plan ideal: almorzar en el Newport Harbor Yacht Club (California) “recordando los veranos de mi infancia”. (En la foto).

Aroma. Su perfume preferido, y que usa a diario, es Terre d’Hermès. Un juego de alquimia y elementos naturales.

Debilidad. Su prenda favorita son los zapatos, mejor de StefanoBi, Edward Green y Tod’s.

Capricho. Uno de sus alimentos preferidos procede de Mallorca, la sobrasada, sobre todo si es casera.

'Wellness'. El mejor plan:una semana en Ananda in the Himalayas (India). “Vale la pena cada minuto de la estancia”.

Normas