Analiza el proceso de fusión
Logotipos de E-Plus y O2.
Logotipos de E-Plus y O2. REUTERS

El regulador germano estudia limitar el espectro de E-Plus y O2

La operación debe ser aprobada por las autoridades de la competencia

La Federal Network Agency (BnA) de Alemania ya ha empezado a analizar el proceso de fusión entre E-Plus, filial de KPN, y Telefónica Alemania, dos de los principales operadores de móviles del país. Así, entre otras condiciones, la autoridad reguladora está estudiando la posibilidad de exigir a O2, filial de Telefónica, y E-Plus que devuelvan algunas de las frecuencias que poseen para aprobar la operación.

Según publicó ayer el diario Frankfurter Allgemeine Zeitung, el regulador germano cree que las licencias de GSM y de UMTS están ligadas a la independencia competitiva.

El diario indica que la BnA ha enviado ya sendas cartas a Thorsten Dirks, consejero delegado de E-Plus, y Rene Schuster, consejero delegado de Telefónica Alemania, en la que les advierte que podría revocar frecuencias en última instancia.

En cualquier caso, la operación debe recibir el visto bueno tanto de las autoridades de la competencia de Alemania como de la propia Comisión Europa.

Telefónica Alemania y E-Plus plantearon una fusión, valorada en cerca de 8.100 millones de euros. La integración, que podría materializarse a mediados del próximo año, podría generar unas sinergias cercanas a 5.000 millones de euros.

La unión de ambas compañías dará lugar a la creación de un operador móvil con más de 43 millones de clientes en el país teutón, por encima de las divisiones locales de Deutsche Telekom y Vodafone.

Normas