Telefónica agita la industria con sus adquisiciones y ventas de activos
Logotipos de E-Plus y O2, la filial alemana de Telefónica.
Logotipos de E-Plus y O2, la filial alemana de Telefónica.

Las ‘telecos’ europeas aceleran las fusiones al calor de la competencia

Superan los 54.400 millones de euros hasta el mes de julio

Tras muchos trimestres de parón, la fiebre de las adquisiciones ha vuelto al sector de las telecomunicaciones en el Viejo Continente. Según las cifras publicadas por la firma Dealogic, entre enero y julio se habían anunciado operaciones corporativas en esta industria en Europa por un importe de 72.271 millones de dólares (unos 54.416 millones de euros), la mayor cifra desde 2000, cuando en plena burbuja del puntocom se alcanzaron los 205.100 millones. En este caso, las telecos absorben el 17% del total de fusiones y adquisiciones anunciadas en Europa.

El importe, en cualquier caso, es muy superior a los 33.537 millones de dólares registrados en los siete primeros meses de 2012. Según el ranking elaborado por Dealogic, el peor año fue 2009, cuando apenas se alcanzaron los 11.663 millones.

Esta actividad está teniendo notable presencia española por los movimientos de Telefónica. Y es que la teleco española protagonizó a final de julio una de las grandes operaciones del año al anunciar la compra de E-Plus, la filial alemana de la holandesa KPN, por cerca de 10.690 millones de dólares (unos 8.100 millones de euros).

Además, la actividad de Telefónica en los últimos tiempos ha sido frenética. A finales de junio Telefónica anunció la venta de su filial irlandesa O2 Ireland a Hutchison Whampoa por cerca de 850 millones de euros, mientras que a principios de año llegó a un acuerdo para vender su negocio de banda ancha fija en Reino Unido a BSkyB por cerca de 200 millones de euros.

El protagonismo de Telefónica podría seguir si la empresa sigue con la estrategia de venta de activos no estratégicos. En el mercado no se descarta, por ejemplo, que la teleco venda su filial Checa. De hecho, en la prensa ya han empezado a surgir nombres como el magnate ruso Vladimir Evtushenkov, principal accionista de MTS, principal operador de móviles de Rusia.

En términos generales, la mayor operación de esta primera parte del año fue la adquisición de la británica Virgin Media por parte de la estadounidense Liberty Global, por cerca de 25.132 millones de dólares (unos 18.950 millones de euros). En segunda posición del ranking se sitúa la compra de Kabel Deutschland por parte de Vodafone que, de cerrarse tal y como han pactado, rondará los 13.990 millones de dólares (en torno a 10.550 millones de euros).

Lo cierto es que la fiebre compradora se ha acelerado en el sector. Según fuentes del sector, los movimientos están motivados en gran medida por la fuerte presión competitiva existente en muchos países. A lo largo de los últimos meses, las grandes operadoras han reiterado la necesidad de que Europa facilite el proceso de integración para impulsar la creación de un mercado único en Europa y permitir la configuración de grandes grupos que puedan mantener el ritmo inversor en nuevas redes.

Ahora, la decisión final en operaciones como la compra de E-Plus por Telefónica o la venta de O2 Ireland a Hutchison está en manos de Bruselas.

 

Protagonismo de Rusia y Ucrania

La actividad compradora se ha extendido a Rusia y otras repúblicas de la antigua Unión Soviética. Así, la cuarta operación del año en Europa es la compra de la filial rusa de Tele 2 por parte VTB Bank, valorada en 3.550 millones de dólares (unos 2.672 millones de euros). En quinta posición del ranking figura la adquisición de Inter Media Group de Ucrania por parte de Group DF, que rondó los 2.500 millones.

Normas
Entra en El País para participar