Alerta de los peligros de una baja inflación

La Fed rebaja sus perspectivas económicas

La Reserva Federal continúa sin dar pistas sobre cuándo y cómo procederá a la retirada de los estímulos económicos. En la reunión mensual celebrada por banco central estadounidense sus miembros se han limitado a rebajar las perspectivas para la economía norteamericana y todo ello a pesar de que el último dato conocido esta tarde indica que el PIB creció en el segundo trimestre un 1,7% frente al 1,1% del primer trimestre. Según las actas publicadas esta tarde los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) consideran que la economía crece a un ritmo "modesto", algo que contrasta con la percepción del pasado mes cuando la calificación empleada para definir la su evolución fue la "moderado".

Los tipos de interés continúan en sus mínimos históricos de entre el 0% y el 0,25%, niveles que registra desde finales de 2008, momento en que la Fed puso en marcha el programa para la reactivación de la economía.

Las noticias referentes a la reducción del programa de compra de deuda volvieron a ser la gran incógnita. De momento solo se conoce lo señalado por Bernanke en su última intervención, es decir, que no existe una hoja de ruta sobre el momento concreto en que se aminorará el ritmo de adquisición (fijado actualmente en los 85.000 millones de dólares), sino que dependerá de la evolución de los principales indicadores. "La Comisión está preparada para aumentar o reducir el ritmo de sus compras en función del mercado laboral o los cambios de inflación", indican las actas.

Respecto al desempleo, uno de los problemas de la economía estadounidense que registra una tasa de paro del 7,6%, la Fed se ha limitado a resaltar la mejoría de las condiciones del mercado de trabajo aunque considera que "el índice de desempleo sigue siendo muy elevado".

El supervisor estadounidense ha mostrado su preocupación por el incremento de las tasas hipotecarias. Ben Bernanke no ha dejado escapar la ocasión para destacar los riesgos derivados de la baja inflación a medio y largo plazo. "El Comité reconoce que la inflación persistentemente por debajo de su objetivo de 2% podría suponer un riesgo para el desempeño económico, pero anticipa que la inflación se moverá hacia su objetivo a medio plazo", según lo recogido en las actas.

Todos sus componentes votaron a favor de mantener las actuales condiciones,  de la política moneteria a excepción de la presidenta de la Fed de Kansas, Esther George por considerar que el alto nivel acomodaticio aumenta los futuros riesgos de desequilibrios macroeconómicos y financieros.


Normas