Dentro de su plan de reestructuración
Bruselas da 'luz verde' a la ayuda de Francia a PSA Peugeot-Citroën
REUTERS

Bruselas da 'luz verde' a la ayuda de Francia a PSA Peugeot-Citroën

La autorización de la Comisión Europea está sujeta a una serie de condiciones, como el nombramiento de un experto independiente que supervisará la evolución del fabricante.

La Comisión Europea ha dado 'luz verde' al plan de reestructuración del grupo automovilístico francés PSA Peugeot-Citroën, por considerar que la ayuda de 571,9 millones de euros que recibirá la compañía del Gobierno galo es compatible con las normas del mercado interno.

“Tras una investigación en profundidad, hemos alcanzado una fórmula por la que PSA podrá reestructurarse con unos límites claros, reduciendo a un mínimo los efectos negativos para los competidores”, declaró el vicepresidente de la Comisión y comisario de Competencia, Joaquín Almunia.

El Gobierno francés decidió conceder un aval por un máximo de 7.000 millones de euros a Banque PSA Finance, la financiera de PSA Peugeot-Citroën, lo que equivale a una ayuda de 486 millones de euros, a los que se suman otros 85,9 millones de euros correspondientes a un crédito para un proyecto de I+D relacionado con la hibridación.

Condiciones

No obstante, la autorización de Bruselas está sujeta a una serie de condiciones. Así, Francia deberá aumentar el interés del aval orotgado a PSA, que pasará de 260 a 491 puntos básicos, si Banque PSA eleva su ratio de penetración “sustancialmente”.

Además, se nombrará un experto independendiente para supervisar que el grupo francés cumple su compromiso de no realizar ninguna adquisición significativa mientras dura su proceso de reestructuración.

Con todo, Bruselas concluye que el plan de reestructuración, junto con los compromisos de las autoridades francesas, permitirá al grupo PSA volver a la rentabilidad, mientras los intereses de sus competidores quedan protegidos de forma equilibrada.

Normas