Pequeños gigantes
Imagen de la próxima colección junior para la temporada otoño-invierno 2013-2014 diseñada por Pili Carrera. Ver fotogalería
Imagen de la próxima colección junior para la temporada otoño-invierno 2013-2014 diseñada por Pili Carrera.

Alta costura en moda para niños

La firma gallega Pili Carrera celebra este año su 50 aniversario respaldada por la demanda y el prestigio de la ropa infantil ‘made in Spain’

Vistió a las hijas de Guillermo y Máxima de Holanda el día que sus padres se convirtieron en reyes, un escaparate que le ha aportado publicidad y mucho prestigio.

Pero mucho antes de llegar hasta ahí, la firma gallega de moda infantil Pili Carrera ya tenía acumulada una extensa y sólida trayectoria, iniciada en 1963, cuando Bienvenido Carrera y Pilar Rodríguez decidieron hacer realidad la idea de crear una marca con estilo para niños.

Lo que comenzó como una pequeña producción artesanal de prendas de punto fue adquiriendo cada vez una mayor presencia y relevancia en el mercado hasta llegar a convertirse en un referente de moda infantil a nivel internacional.

“La moda no es un negocio fácil, acertar cada temporada con lo que el cliente quiere, sin perder tu identidad, es muy complicado; además, nosotros trabajamos para el mundo infantil y tenemos que adaptar las tendencias que marcan los adultos a nuestros niños”, apunta Salomé Carrera, hija de los fundadores y actual directora general de la empresa, que concibe la marca creada por sus padres, “como la alta costura de la moda infantil”.

La marca española fabrica en la localidad de Mos, cerca de Vigo

Bajo la misma enseña, Pili Carrera, que este año celebra su 50 aniversario, ofrece colecciones para recién nacidos, bebés, niñas, niños, puericultura y mobiliario, cubriendo de esta manera las necesidades que pueda tener un niño en su crecimiento.

La oferta se completa con una línea de cosmética de fragancia fresca para el cuidado del bebé. “No conozco ninguna otra firma con una oferta tan amplia como la nuestra”, indica la máxima responsable. Los clientes valoran el made in Spain, subraya.

Pili Carrera fabrica íntegramente su producción en Galicia. “Tenemos un camino trazado muy claro y, de momento, no queremos cambiar. Nunca venderemos barato, porque en la guerra de precios los grandes siempre nos van a ganar; nosotros seguimos la vía del diseño y la identidad”, aclara.

La obtención del máximo nivel de calidad en todos sus artículos es la prioridad. Por ello, el proceso productivo de sus colecciones se caracteriza por la aplicación de un riguroso control que comienza en el mismo momento en que se eligen las materias primas: tejidos e hilados pasan por un estricto examen y una cuidadosa selección antes de llegar al proceso de confección.

Cada una de las fases de este proceso, desde el diseño de las colecciones hasta su acabado final y posterior distribución a los puntos de venta, se lleva a cabo en la sede central, en la localidad de Mos, próxima a Vigo.

Esta concentración facilita poder realizar los controles necesarios para obtener los parámetros exigidos por la empresa. Las instalaciones de Pili Carrera, más de 20.000 metros cuadrados, están equipadas con tecnología vanguardista e incorporan maquinaria de última generación. Una industria innovadora que, sin embargo, no prescinde de las técnicas artesanales propias de la confección tradicional.

Sus prendas son únicas y figuran en tiendas de todo el mundo

Muy al contrario: bordados hechos a mano y laboriosos detalles diseñados y realizados con mucho mimo se han convertido en sello característico de la firma, resultado de la combinación de modernidad y tradición que aplica a la elaboración de sus creaciones.

Los precios de una prenda de la marca gallega pueden oscilar entre los 30 y los 200 euros. Sus colecciones –cada año lanza dos correspondientes a las temporadas otoño-invierno y primavera-verano y una de puericultura y mobiliario– son piezas únicas, y permiten a la firma figurar en prestigiosos establecimientos comerciales como Harrods en Londres o Harvey Nichols en Hong Kong.

Actualmente, la compañía gallega cuenta con una extensa red comercial de franquicias repartidas por todo el mundo: Estados Unidos, México, Rusia, Panamá, Kuwait, Portugal, China, Suiza, Marruecos…, y acaba de inaugurar una tienda en Perú, la primera que abre en el hemisferio sur, “lo cual es un reto para nosotros, porque cuando aquí lanzamos las colecciones de verano allí es invierno, y al revés”, afirma Salomé Carrera.

Además, sus colecciones se pueden encontrar en más de 800 puntos de venta multimarca en todo el mundo. En España tiene más de 30 tiendas repartidas por toda la geografía, la mitad propias y el resto franquiciadas.

Precisamente, una de las señas de identidad que distingue a la firma es su red de tiendas, decoradas en tonos neutros, con líneas sobrias y sencillas que ceden todo el protagonismo a las distintas colecciones.

“Cuidamos mucho la imagen. Creemos que una de las cosas más importantes que una empresa debe tener es identidad, y en moda es necesario tenerla porque hoy es posible comprar ropa en cualquier sitio y, además, barata”.

Las prendas de Pili Carrera no son económicas: “No todo el mundo puede acceder a ellas, y menos ahora con la crisis. Nuestro perfil de cliente se corresponde con el de clase media alta, pero también los tenemos con una economía menos solvente que acuden a nosotros para vestir a sus hijos por algo especial. Nosotros tratamos de manera exquisita a todos, independientemente de su nivel adquisitivo”, concluye.

A los chinos les gusta la moda española

Una de las señas de identidad de la firma es su red de tiendas, decoradas en tonos neutros, con líneas sobrias y sencillas.
Una de las señas de identidad de la firma es su red de tiendas, decoradas en tonos neutros, con líneas sobrias y sencillas.

La inauguración en marzo pasado del primer establecimiento de la marca gallega en Shanghái fue una experiencia “indescriptible” para Salomé Carrera: “Nunca soñé tener una tienda en la mejor calle de Shanghái; y está funcionando. No es la que más vende de las que hemos abierto últimamente, pero el mercado hay que hacerlo poco a poco. Nuestro socio cree en nosotros y este año va abrir tres tiendas más”.

No hay nada similar en China. Los consumidores, que tienen un alto poder adquisitivo, huyen del producto chino, aclara. Y añade: “Les gusta el made in Spain, quieren distinguirse, que sus niños sean diferentes”. Si este proyecto tiene éxito, “creo que China será nuestro mejor cliente”, asegura.

Datos básicos

Salomé Carrera, directora general de Pili Carrera.
Salomé Carrera, directora general de Pili Carrera.

Salida exterior

La firma gallega cumple este año medio siglo, acometiendo un ambicioso plan de expansión en los mercados exteriores, con una clara apuesta por el mercado latinoamericano. Perú es su primer paso en ese continente. El negocio internacional está permitiendo a la compañía mantenerse, según su directora general, Salomé Carrera.

Diferenciación

Un aspecto singular de Pili Carrera es el hecho de contar con dos procesos propios de confección diferenciados, uno de punto y otro de tela. Esta particularidad facilita la coordinación de las prendas de punto y las de tejido desde la fase inicial de diseño, desarrollando colecciones completas para cada temporada.

Trayectoria

En la década de los años noventa del siglo pasado la firma presentó en la Feria Internacional de Moda Infantil y Juvenil de Valencia su primera colección de ropa para niños con gran éxito. Además, en ese época comenzó la distribución de sus diseños en el extranjero y consiguió una excelente aceptación, sobre todo en Portugal, Emiratos Árabes, Japón, Reino Unido y Estados Unidos. Asimismo, inauguró su primera tienda monomarca en la ciudad de Vigo.

Normas