Los ‘swaps’ protegen ante cambios de tipos
Los tribunales declaran nulas hipotecas con contratos de cobertura del euríbor

Los tribunales declaran nulas hipotecas con contratos de cobertura del euríbor

Las sentencias favorables declaran la nulidad por vicio del consentimiento o existencia de cláusulas abusivas.

Los jueces dieron la razón al 89,85% de los clientes que denunciaron los productos financieros swap vinculados a su contrato de hipoteca, según el Observatorio de la Jurisprudencia de Productos Financieros Complejos que ha elaborado el despacho de abogados Jausas. El estudio analiza 1.527 fallos judiciales emitidos durante 2012 sobre swaps, participaciones preferentes y productos estructurados.

Los swaps o permutas financieras son productos que sirven para cubrirse de las variaciones de tipos de interés, inflación o divisas. Algunas entidades financieras utilizaron estos productos asociados a contratos de hipotecas. Sobre todo después de que en 2003 un cambio de regulación incentivara a la banca para que ofreciera a sus clientes coberturas de tipos de interés en las hipotecas a tipo variable. Se trataba de un intercambio de prestaciones según el cual si el euríbor se encarecía y los tipos subían por encima de determinado nivel, esa diferencia de interés la paga el banco. Mientras que si bajaban la diferencia la pagaba el cliente.

El euríbor marcó durante la década de los 2000 una escalada que culminó con un máximo histórico del 5,526% en octubre de 2008. Un año después, el indicador hipotecario de referencia se deshinchaba hasta el 1,25%. Los clientes que contrataron estos productos durante los años de exuberancia crediticia vieron como la moneda cambiaba bruscamente de cara y los contratos firmados para protegerles frente a fluctuaciones de tipos les obligaban a pagar la diferencia ante tal bajada repentina.

Las sentencias favorables a los clientes, que se retrotraen a demandas presentadas hace tres o cuatro años, consideran que estos contratos funcionan en la práctica como cláusulas suelo. Los jueces entienden que no se informó debidamente al usuario y declaran su nulidad ya sea por vicio del consentimiento o por la existencia de cláusulas abusivas. Fuentes financieras aseguran que los bancos ya apenas ofrecen los contratos swap, también denominados clip por algunas entidades.

Las empresas logran un 80% de fallos favorables

D.M.P.

Estos productos de cobertura ante variaciones de tipos de interés, inflación o divisas también son utilizados por las empresas. “Existe la percepción de que es más fácil que los tribunales te den la razón si eres un particular antes que a una empresa, cuando realmente están a la par”, señala Jordi Ruiz de Villa, socio de Jausas. El 79,3% de las compañías que denunciaron estos contratos también lograron un fallo favorable a sus demandas en 2012.

En los casos de participaciones preferentes, el porcentaje a favor es del 59,37% sobre un total 124 sentencias. Jausas señala que la práctica totalidad se refiere a entidades finlandesas. Prevén, sin embargo, que la litigiosidad aumente mucho el año que viene, una vez resueltos los procesos de arbitraje propuestos para los preferentistas de la banca nacionalizada durante este año.

Normas
Entra en EL PAÍS