Segunda fase de la integración

Ibercaja Banco adquiere el cien por cien de Banco Grupo Caja3

Ibercaja Banco ha adquirido el cien por cien de Banco Grupo Caja3 mediante una ampliación de capital de 325,5 millones de euros, que ha sido suscrita por las cajas accionistas de Caja3, quienes han aportado como contraprestación la totalidad del capital social del Banco Grupo Caja3.

Arranca así la segunda fase de la integración, en la que convivirán transitoriamente las dos entidades y que culminará en 2014, con la fusión por absorción de Banco Grupo Caja3 por Ibercaja Banco, para conformar un grupo “competitivo y solvente, suma de arraigados liderazgos regionales y vocación social, y con tamaño suficiente para operar en el nuevo escenario financiero”, subraya la entidad en una nota de prensa.

Ibercaja Banco queda participado en un 87,8% por Ibercaja y en un 12,2% por las tres cajas accionistas de Caja 3: Caja Inmaculada, Caja de Ahorros y Monte de Piedad del Círculo Católico de Burgos y Caja General de Ahorros de Badajoz.

Tras la ampliación de capital y el intercambio accionarial, celebrados este jueves en la sede social de Ibercaja en Zaragoza, se ha modificado la composición del Consejo de Administración de Ibercaja Banco para dar entrada a los presidentes de las nuevas cajas accionistas, de acuerdo con lo estipulado en el contrato de integración firmado el pasado 23 de mayo.

Continúan como presidente y consejero delegado Amado Franco Lahoz y José Luis Aguirre Loaso, respectivamente, y éste último será, a la vez, vicepresidente primero. Se han incorporado Juan Pemán, por Caja Inmaculada; Vicente Ruiz de Mencía, por Caja Círculo, y Francisco Manuel García Peña, por Caja Badajoz. Este último será vicepresidente segundo por un periodo de dos años, al cabo de los cuales le sucederá Ruiz de Mencía.

Asimismo, se ha designado como vocal independiente a Gabriela González-Bueno Lillo, ejecutiva del sector de los Seguros, y en representación de Ibercaja, al abogado del Estado Jesús Solchaga Loitegui.

El resto del consejo, hasta 11 miembros, se mantiene: Eugenio Nadal y Jesús Bueno, por Ibercaja; y Manuel Pizarro y Miguel Fernández de Pinedo, como independientes. El secretario no consejero es Jesús Barreiro y se designa como vicesecretario no consejero a Juan Antonio García Toledo.

Comisión Ejecutiva

La Comisión Ejecutiva de Ibercaja Banco está compuesta por Amado Franco, que la preside, José Luis Aguirre, Eugenio Nadal, Jesús Bueno, Manuel Pizarro, Miguel Fernández de Pinedo, Juan Pemán y Jesús Barreiro, como secretario no consejero.

Por otro lado, se ha designado también al Consejo del Banco Grupo Caja3, que funcionará como filial hasta su integración plena en Ibercaja, en la segunda mitad de 2014. Este Consejo, de carácter transitorio, está presidido por Amado Franco y tiene como consejero delegado a Francisco Serrano Gill de Albornoz y como vocales a José Luis Aguirre, Eugenio Nadal, Jesús Bueno, Miguel Fernández de Pinedo, Francisco García Peña y Jesús Barreiro, como secretario no consejero.

El nuevo consejero delegado, Francisco Serrano Gill de Albornoz, es subdirector de Ibercaja y director de la Asesoría Jurídica de la Entidad, y abogado del Estado en excedencia. Junto a él, se desplaza a Caja3, como director de Desarrollo Corporativo, Antonio Martínez Martínez, director de Secretaría Técnica de Ibercaja. Se trata de ejecutivos de acreditada trayectoria en Ibercaja, con la que trabajaran coordinadamente hasta culminar la integración, detalla la entidad.

Un grupo "solvente y competitivo"

La integración supone un avance importante en el crecimiento de Ibercaja que consolida su liderazgo en Aragón y se convierte en una de las entidades “punteras” en Burgos y Badajoz. En siete provincias españolas, las cuotas de mercado, por volumen de negocio, son superiores al 15 por ciento y, a nivel nacional, se alcanza una participación del 2,7% en el mercado de crédito a clientes y del 3% en el de los depósitos.

Ibercaja Banco se convertirá en la novena entidad por volumen de negocio y contará con 3,3 millones de clientes. En 2012, ese volumen ascendía a 98.300 millones de euros y el del activo, a 64.000 millones. En desintermediación, el Grupo será el sexto del sector, ya que gestiona más de 13.000 millones, con cuotas muy relevantes en fondos de inversión, planes de pensiones y seguros de vida.

El grupo parte de una reducida dependencia de los mercados mayoristas y con capacidad para devolver las ayudas recibidas por Caja3 en el tiempo previsto. Además, la morosidad de partida está por debajo de la media del sector, aseguran las mismas fuentes.

Ibercaja mantendrá el domicilio social y los servicios centrales en Zaragoza, tendrá direcciones territoriales en Burgos y Badajoz y preservará “en todo momento” la vocación social de sus accionistas. De hecho, la Obra social de Ibercaja Banco reforzará las acciones del resto de las obras sociales destinando un 10% de su presupuesto durante los diez primeros años.

"Claras ventajas"

Para el presidente de la entidad Amado Franco, tras cinco años de reestructuración del sistema financiero español, la integración de Caja3 en Ibercaja acumula “claras ventajas estratégicas”, ya que permite ganar tamaño, consolidar liderazgos, mejorar el perfil de financiación y acceder a un potencial de sinergias que “sin duda impulsarán la eficiencia y competitividad de Ibercaja”.

“Ahora, trabajaremos para ser un banco más competitivo y eficiente, pero actuaremos con la vocación social, la cercanía y el compromiso de siempre, fieles a nuestros territorios y nuestras gentes”, ha garantizado Amado Franco.

Por su parte, el consejero delegado, José Luis Aguirre, ha estimado que la integración es un reto muy importante, dado que persigue “no sólo conseguir un banco más grande, sino mejor. Eso implica ser competitivos en un proyecto con ventajas para todos: clientes, empleados y sociedad”.

“Para los clientes, porque permitirá ofrecerles mejores servicios y a mejores precios; para los empleados, porque amplía el horizonte profesional y supone mayor estabilidad en el empleo, y para la sociedad, porque un banco competitivo tiene más capacidad de generar beneficios y dotar mejor a la Obra social de sus cajas accionistas, además de facilitar la devolución temprana de las ayudas recibidas por Caja3”, ha apuntado Aguirre.

Asimismo, para el consejero, se trata de un proyecto “integrador de culturas, en el fondo afines, que se aborda desde la acreditada filosofía de gestión de Ibercaja, basada en la honestidad, la transparencia y la responsabilidad”.

Normas
Entra en El País para participar